<link rel="me" href="http://www.blogger.com/profile/03084430561252406418" /> <link rel="openid.server" href="http://www.blogger.com/openid-server.g" /> <!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head> <body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\0756630089935095889391\46blogName\75Himenie+FanFic\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75SILVER\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://himenie-fanfic.blogspot.com/search\46blogLocale\75es\46v\0752\46homepageUrl\75http://himenie-fanfic.blogspot.com/\46vt\0754720749566780181476', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>


- FanFic / ¡Qué difícil! - [Actualización]
17 de octubre de 2014 @ - FanFic / ¡Qué difícil! - [Actualización]


- FANFIC

*Actualización* Why empty? [YunJae] Capitulo 23
*Nuevo* Office [YooSu] Capitulo 1 (¡EDIT! *)


[* Hace un par de horas lo subí, pero me di cuenta que subí el borrador anterior en lugar del nuevo. 
Re-subí este 1er episodio (esta vez el editado). Sorry ;_; me confundi antes.]


- ¡ESTOY INDECISA!


Hola de nuevo. Lo prometí y aquí estoy para temor de vosotros,
vengo hasta aquí temblando con estos nuevos capítulos.

Esta continuación fue muy complicada para mi, y a pesar de tenerla finalizada, siempre tengo que echarle un vistazo y editar X cosa que nunca me convence (ya sabes). Es uno de esos momentos en los que me detengo a pensar si la historia "Why/Empty?" se encaminaba bien de este modo, pero creo que lo mejor para el final era darle una vuelta más a la trama y enredarla solo un poco esta última vez. Ya sabéis que solo faltan 3 capítulos, así que no penséis que voy a extender este problema mucho tiempo, no os preocupéis, solo quiero hacerles sufrir por última vez... *risa malvada*

Por otro lado, el three-shot YooSu "OFFICE" comienza con un capitulo narrado por Junsu, y lo considero 'introducción', pues simplemente es para comenzar la historia y poder situarnos con los personajes. Junsu es un gran compañero, ya veréis... //^^// Le quise dar humor en los próximos dos capítulos, pero yo soy algo Angst (hahaha) Así que eso fue muy difícil. Espero que la continuéis y a los amantes del YooSu (como yo también) os guste, o al menos os entretenga ~ Gracias por los comentarios de expectación por él *llora*.

Por otro lado, muchas gracias por el ánimo por mi pequeño percance con la gripe (Belen es que tú eres un cielo) Soy de esas personas que lo pasan muy mal cuando la tienen, pero al no ser algo fuerte ni grave ahora me siento con un poco más de fuerza. Aun así debo disculparme. (Sobre todo con ‘yunho kim’ por toda la paciencia que tienes conmigo y la espera♥)

También, el pasado mes, tuve que centrarme en escribir una historia para un concurso para LALA TVXQ, "DOMINACIÓN" como ya conté. Participe porque el concurso tenía una dosis de fantasía que necesitaba experimentar. Soy bastante realista, y me gusta que todo sea 'real', nunca (casi nunca) utilizo la fantasía, por eso participé en esto como un reto personal, y ver si era capaz de hacer algo diferente, pero ¡TACHÁN! volví a mis raíces, y acabó siendo un tema 'antinatural' en un mundo 'real'.

Yo desde que nací siempre que he participado en algo he perdido, enserio, por eso pienso que eso de 'lo importante es participar' lo basaron en mí, hahaha, y eso me gusta, nunca gano, pero me gusta participar. Además, sabía que no iba a ganar, así que no fue algo diferente, pero fingir sorprenderos por favor, hahahaha. No, enserio, debéis echar un vistazo a la historia ganadora en LALA TVXQ♥, yo re-subiré la mía por aquí, pero tampoco es que sea algo realmente importante (realmente no sirvo para esto), así que lo haré después, porque ahora me voy a la cama LOL.



Seguramente lo suba el Lunes junto a las continuaciones de estos capítulos.


Me voy a callar ya hahaha. Por favor, cuidaros mucho. Gracias por la paciencia.
Muchos abrazos, hasta muy pronto ~ *risa malvada de nuevo*


COMMENTS: (2) ✿ - RESPONDER


@ Why Empty? [Capitulo 23]

• Indice de '「Why / empty?」'


Capitulo 11: "Evasión" (Vol. II)


Cuando Jaejoong retiró sus labios, el corazón de Yunho seguía zumbando en su interior como una inquieta avispa. Aquel danzarín beso nocturno sentados sobre la hierba le pareció tan irreal como si hubiese sido extraído de algún tórrido drama de televisión.

La estrella de rock empezó a reír tras retirar sus astutos labios.
Aquella estallada risa de Jaejoong era irritante, e incluso resonó en la cercana maleza.

Gracias a esa risotada, Yunho recordó, decepcionado, que éste estaba excedido, completamente ebrio por los anteriores tragos en el problemático ‘bar-carpa’; por lo que no debía importarle encontrarse en ese estado, mucho menos haber intimado en público, y tampoco le importaría besar irracionalmente…

Debido a eso, el ‘estado irreal’ explotó como una burbuja de aire, y no pudo evitar mostrar en su rostro desilusión y descontento cuando la mano de Jaejoong se desprendió de su nuca.

— ¿Q-Qué es esa cara? — preguntó Jaejoong, examinando con sus chispeados ojos el rostro silencioso y turbio del moreno, quien estaba sentado a su lado — N-o-No creo… que esa cara sea por lo de recién... — dijo con completa seguridad al mismo tiempo que alzaba sus cejas de modo irónico y provocador. — El beso no ha estado tan mal como para poner ese gesto en la cara, Yunho. Yo diría que ha estado muy bien —

“Aquel maldito provocador me volvió a ‘enredar”, debió pensar Yunho.
No solo sus labios eran unos excelentes manipuladores, sus palabras y confesiones anteriores también le habían seducido (aunque salieran de Jaejoong con aquel “acento borrachín”)

— Vuelve a tu… p-puesto… sé que es lo que deseas hacer, y n-no voy a interponerme en tu camino, tal y como t-tú hiciste conmigo… — le volvió a sugerir Jaejoong, relamiéndose los labios entre las luces de los faros.

Yunho suspiró inseguro, con aquella sensación de conciencia, como el grillo en el hombro de Pinocchio: — Me alegra que te convirtieses en lo que habías deseado, Jaejoong. — comenzó — Pues era en lo que siempre te había animado. Esta es la vida correcta que debías llevar. Y no voy a mentirte diciéndote que bailar no es mi pasión, tú mejor que nadie lo sabe — contestó con el calor todavía en la boca. — Pero yo no puedo formar parte de ello... No era lo que tú deseabas la última vez que nos vimos… Y ahora tú estás… —

—… ¿borracho? — Jaejoong terminó su frase con desgana — ¡Oh! — echo su cabeza hacía atrás y con su mano se sacudió el espeso cabello — Pero… y-yo ya tenía planeado proponértelo antes de ponerme a-así. Por eso llegue hasta aquí. — intentó explicar (ocultándole que él fue el motivo principal por el que se sobrepasó bebiendo en aquel ‘pojang-macha’ anteriormente. Ese era un dato quizás demasiado humillante de confesar).

Pero Yunho había dejado de escuchar, pensando que no podía, o no debía, creer seriamente una proposición hecha entre ebrios balbuceos. Nadie debería creer algo que se dice con tambaleantes palabras, o eso pensó.

—Te llevaré a casa… — finalizó decepcionado, como una corta respuesta.
Sin poder negar que todavía le quemaba la piel, a pesar de la refrescada noche.

Iba a hacer el ademán de levantarse, pero Jaejoong se adelantó y se alzó del gélido césped de un único salto, mirando exasperado desde lo alto a Yunho:

— ¡Déjalo! Siempre fuiste un maldito terco... — exclamó por la negación de Yunho. Las expresiones y gestos de Jaejoong ahora eran fuertes y marcados — Te reprimes tanto que te abrasas por dentro ¿lo sabias? Creo que dentro de ese ancho cuerpo sufres algún tipo de implosión. Eso solamente les sucede a las personas como tú. Entonces… no entiendo el por qué diablos dejas tu cita, con lo bien que hubiese terminado esta noche ¿verdad? — ironizó eróticamente sacudiéndose los restos de hierbajos de los rasgados jeans, perdiendo casi el equilibrio. —Dejaste esa maldita cita, o lo que fuese, porque te gusta ir de héroe con tus hazañas, Yunho. Como siempre. — masculló entre dientes — Me iré solo… —

Tal y como en el pasado, cuando Jaejoong se sintió rechazado por el moreno, lanzó sus palabras como zarpazos y refunfuño como un gato. No había ni el más mínimo cambio.

— Será cierto lo que dice la obra de Wilde, “las criaturas más hermosas son las más descerebradas” Tú pareces el reflejo de la historia, Jaejoong. — se levantó también, excesivamente preocupado al escucharle aquel imprudente “-Me iré solo-”.

—Te gustaba más mi ‘yo’ de antes ¿verdad? Qué hipócrita — resopló.

Yunho negó aquello con la cabeza.

— Al menos déjame que llame a alguien que venga a por ti. — se aproximó al inestable cuerpo que tenia enfrente. —… a Changmin, si quieres, y lo haré. Él seguramente te ayudara como la otra vez que te pasaste bebiendo… — le recordó.

Jaejoong pasó la mano por el cuello y le advirtió: — Si quieres amanecer decapitado, entonces hazlo. Changmin no es hombre de perder el tiempo... Me iré solo, Yunho… — repitió comenzando a caminar de forma torpe con sus ligeras piernas. Alejándose de nuevo por el transitado puente nocturno, que minutos antes habían recorrido juntos.

— ¡Jaejoong! — le llamó una y otra vez, incapaz de ir tras él.
Hasta que su figura desapareció entre los reflejos de luz que iluminaba el puente...

Allá parado, Yunho comprendió que probablemente esa sería la última vez que mantendría contacto con Jaejoong, pero eso era peculiarmente doloroso de imaginar…


~~~~~~~


Yunho utilizó la nueva mañana para ducharse como evasión,
estaba cansado de la pasada y larga noche.

El poco tiempo que empleó para dormir, y el breve instante en el que había soñado, la aparición de Jaejoong en su ensoñación (después de hablar realmente con él) fue inevitable...

Ahora despierto, Yunho era capaz de recordar, avergonzado, ese sueño nítidamente:


En él recreó de nuevo la zona del parque en la que, cansados, se habían sentado anoche.

“-Te quería, y ahora… e incluso cuando te veo ahora…-” Jaejoong repetía las mismas palabras en su fantasía, besándole de nuevo como lo había hecho.

¡Era odiosamente irresistible!

Pero la imaginación no tenía límites, ni términos, ni tan siquiera pudor, y allá Jaejoong (guiado por los hilos de la fantasía) descendió provocativamente la mano sobre su cuerpo.

Entonces la noche parecía haberse tragado las estrellas y todas las ajenas miradas.

“-Te quiero, Yunho. Pero me has tratado tan deliberadamente mal ahora. Sólo quería que volvieses, me he confesado, pero nunca tienes suficiente -” le siseó adentrando la blanquecina mano entre sus piernas, tirándole del vello púbico con su característica ‘maldad’ en la mirada grande y dispar, hasta tocar los genitales con las puntas de sus dedos.

No sabía el por qué todo se veía excesivamente sensual en Jaejoong.
Incluso esa extravagancia y embriaguez que volvía a recrear en su dormida imaginación.

Quizás fue por aquella descarada acción por la que, encima de la hierba, Yunho fue capaz de finalizar lo que verdaderamente no fue capaz de hacer en la realidad. “- Te amo, Jaejoong -”

Le avergonzaba recordar que su sueño difería mucho de lo que había pasado en la realidad, y allá entrar con su ‘rígida arma’ en el recoveco de Jaejoong resultaba de lo más sencillo y estimulante. No le evitaba, ni se removía en absoluto, sino todo lo contrario, sus dedos pálidos se aferraban a la ropa deportiva (que vistió en la realidad), y le rogaba con aquella sensual voz.

“- La última vez no querías besarme, y la verdad es que lo… lo extrañe, Yunho…-”

¿Por qué demonios repetía eso en su fantasía?
Sólo lograba que, en su ilusión, le besara más fuerte.

Era culpablemente erótico. Pero tras despertar todo había desaparecido...

Cuando Yunho despertó, él lo entendió todo: Estaba perdiendo el juicio. (¿Pues qué eran los sueños más que una prolongación de nuestros pensamientos más resguardados?)

Pero la verdad de aquella noche fue que dejó a Jaejoong marcharse solo, aun sabiendo lo fácil que era para él meterse en problemas…Quizás por eso Yunho estaba temeroso de que algo le pasase por el camino. Pero no debía olvidar que Jaejoong era una persona adulta (aunque poco sensata…).

Y después de ver marchar a Jaejoong, Yunho comprendió que probablemente esa sería la última vez que mantendría contacto con él, y eso era peculiarmente doloroso de imaginar... Pero sabía (o se convencía) que, después de todo lo sucedido, rechazar de nuevo todo contacto con él sería lo correcto para ambos. Aunque quizás su sueño le recordó que no era lo que de verdad deseaba hacer. (Era descubrir que la imaginación inmoral es más inteligente que las palabras y la conciencia).

Era como si Jaejoong se hubiese estacionado en su mente y ocupara todo el espacio de esta. “-Te pones tan nervioso como antes, Yunho.-” le repitió Jaejoong en su mente mientras embozaba una sonrisa banal, donde parecía disfrutar de aquello...


Después de asearse y meditar sobre esto, Yunho se sintió patético mientras se miraba en el espejo del lavabo. Su cabello oscuro goteaba, como la punta de su saliente nariz.

Alguien comenzó a llamarle desde la puerta principal con unos incesantes golpes.
Era como un llamamiento para que volviese a la realidad.

— Yunho — se escuchó al otro lado de la puerta — oppa — finalizó como siempre.

Por aquel reclamo femenino, Yunho salió rápidamente del aseo, completamente vestido pero su corto cabello todavía empapado. Sus ojos estaban tan adormilados que apenas se abrían, pero aun así abrió la puerta, y tras esta se encontraba la chica menuda que recordó de la cita de anoche (también era su compañera en el elenco, así que era normal que ella conociese su dirección, entre otras cosas).

— No abrías, y comencé a preocuparme… — soltó ella con un fingido tono dulce seguido de una mirada protectora cuando Yunho apareció por la puerta. Pronto comprendió que él había estado bajo el agua — Siento mucho haber venido sin darte aviso. — se apresuró a decir.

Yunho, amablemente, movió su cabeza restándole importancia.
— No esperaba tu visita tan temprano, pero siempre eres bien recibida —
Hizo un gesto para que la joven entrase al interior del apartamento.

—Yo… estaba preocupada por el final de nuestra… bueno, de nuestros ejercicios de anoche. — parecía que la palabra ‘cita’ se hubiese obstruido y se sonrojó como una adolescente. (Como compañera, adoraba a Yunho por su trabajo y su empeño en aquella pasión a la hora de bailar, y como mujer, adoraba a Yunho por aquel atractivo casi gentleman que desprendía) — Recuerdo que anoche vimos a Kim Jaejoong, y no sólo fue algo realmente extraño, sino que también me pareció de lo más preocupante… —

Yunho tosió sutilmente para aclarar su garganta (que se seco instantáneamente al recordar nuevamente a Jaejoong): — Sí, es cierto que no era una situación realmente buena esa en la que se encontraba. Así que tome la iniciativa de socorrerle antes de que la situación empeorase. Pero no sucedió nada. — resumió omitiendo todo lo importante e inconfesable.

— Oh, eso me tranquiliza. — suspiró aliviada — Quizás no solo estaba inquieta por la manera en que terminemos las cosas anoche, sino también de terminarlas. En realidad no quería que la cita terminase tan pronto. — murmuró — Cuando desperté, tuve la extraña sensación de que no debería haber amanecido sola. No es una sensación que a uno le guste experimentar... — fue tan directa que Yunho hizo un gran intento por no desequilibrarse.

— Lo siento. Sé que no fui del todo correcto. —contestó

— No, en realidad hiciste lo más conveniente al ver a alguien en apuros, y más si esa persona es Kim Jaejoong. — resaltó dándole importancia al ahora posicionado cantante — Pero tuve la necesidad de venir a verte ahora, pues realmente me gustas mucho, Yunho. — confesó, y el nombrado sintió una punzada en el pecho — Incluso en este tiempo en el que dejaste de manera irreconocible tus pasiones. Yo sé que dentro de ti hay algo realmente roto, y me gustaría que Yunho me diese la oportunidad de arreglarlo o repararlo. —

— ¿Roto? ¡Eres muy perspicaz! No debería ir de nuevo a entrenar contigo —bromeó — Es cierto, algo en mí se ‘rompió’ hace mucho tiempo. — sinceró — Pero es mi culpa que volviese a ‘romperse’. Es como la ‘boca del lobo’, dicen que nunca debes meterte ahí, pero acabas metiéndote involuntariamente —

Ella rió: — Seguro que eso se debe a que oppa es un hombre muy persistente y nunca olvida. Ese tipo de personas siempre se hacen daño. —

— Nunca me hubiese descrito mejor —

La sonrisa que apareció en Yunho era pequeña y tierna, como todas las que salían de su boca. Y aquella simple sonrisa risueña y fingida, incluso forzada, fue suficiente para que ella (que estaba frente a él) se inclinara hacía a Yunho, se pusiera de puntillas (para así llegar a su atezado rostro), y besara inesperadamente sus labios en mitad del vestíbulo.

Yunho no podía negar que aquel inesperado beso era muy dulce y femenino, pero se entremezclo con el recuerdo…, y de pronto rememoró los labios de Jaejoong tan vivamente como ahora sentía los de aquella mujer.

Los labios de Jaejoong eran más sagaces, sabían como moverse sobre otros con demasiada facilidad, pensó. Eran los más calientes que había probado en su juventud y adultez. Demasiado suaves para ser los de un hombre, pero demasiado crueles para ser los de una mujer. Esos labios…, no sabía de cuantos había sido, y lo poco que importaba eso.

Jaejoong besándole anoche, era lo que sentía en ese instante. Inclusive sin querer, ahí estaban sus labios de nuevo. Y cuando la joven se apartó de él, ella pudo observar los ojos cerrados y soñadores que mostraba Yunho, quien parecía haber estado en otro mundo cuando finalmente los abrió. ‘Otro mundo’ que ella se atribuyo como suyo, pero no era así…

Completamente avergonzada por su ‘acto directo’, se acercó apresuradamente a la puerta.

— Me voy a marchar, tengo que trabajar, y no quiero molestarte, Yunho. — le dijo completamente sonrosada — Me gustaría que siguiéramos siendo compañeros en el elenco, y trabajar contigo, pero creo que eso no puede ser en este tour. Oh, Gracias… Por dejarme entrar. — hizo una sutil reverencia — Por favor, espero tu llamada. Realmente me gustas — confesó nuevamente, y una vez más Yunho sintió esa triste punzada al escucharla — Y no me siento arrepentida por lo de ahora. — negó ella con su cabellera. ¿Cómo iba a estarlo? Era felicidad eso de estar en la ignorancia. Yunho era tan servicial, y se comportaba con cuidado. Con una sonrisa demasiado esplendida, y una delicadeza demasiado cálida como para sentirse descontenta con él — Espero que tú tampoco lo estés. —

¿Qué debía responder? ¡Ah! En algunos momentos, sin lógica, era capaz de recordar más nítidamente el beso antiguo que el beso reciente... ¡¿Cómo sucedía algo semejante?!

Yunho era incapaz de contestar, y sólo movió la cabeza con formalidad (algo extraño). Ella pensó que su silencio era debido a una inexplicable ‘timidez’, sin darle mucha importancia cuando finalmente se marchó...


Ahora que estaba solo, Yunho encendió un largo cigarrillo, aunque se juró no volver a hacerlo durante un tiempo, no pudo evitar inhalar cuando sus ojos humedecieron al pensar en lo humillante que había sido todo aquello que había pasado.

Besar a una persona, pensando en otra, parecía ser sólo cosas de mitos...

<<. No me puedo engañar — pensó — Soy incapaz de olvidarle, lo que es aún peor de lo que ya era antes .>> y su pequeña y resultona boca se lleno de humo.



~~~~~~~


Parecía que el destino jugara con él, una vez más...

Yunho pasó el resto del día en su apartamento, llenando el cenicero de aquellas colillas consumidas. Después de todo lo sucedido, no podía hacer nada más que eso...

Cómo se arrepentía, en ese momento, de haberse reencontrado con Jaejoong…
<<. ¿Por qué diablos había ido a buscarme? .>> pensaba.
Aunque después de devolvió la pregunta; <<. ¿Por qué diablos fui a buscarle? .>>
Pues él era quien había vuelto del pasado a su vida, y no viceversa.

Al estar sentado sobre el sofá, con su holgada ropa, y echar su vista a aquellas colillas, Yunho entendió el por qué quería dejar sin éxito aquel extraño vicio. Y encendió la televisión, buscando otro modo de distraerse.

Las noticias nocturnas de entretenimiento ya habían comenzado en una de las canales.

Después de unos instantes la presentadora dio comienzo a una nueva noticia de entretenimiento nacional, que presentó con voz rápida y elegante.

Yunho no le prestó atención hasta que le pareció escuchar el nombre de “Jaejoong”.
Entonces agarró el mando del televisor y subió el volumen del aparato.

El reportaje narrado mostraba imágenes de Jaejoong, singular y casi utópico, ataviado con su atractiva y llamativa ropa, que sugestivamente dejaba ver su pecho tatuado. Yunho suspiró, sin duda el destino era caprichoso y hacía tratos con la maldita programación para recordarle en todo momento aquel deslumbrante hombre.

— Los aficionados del cantante Kim Jaejoong quedaron completamente decepcionados al no presentarse la celebridad hoy, al concierto que tenía lugar en el SK Olympic Hall en Songpa. El concierto, uno de los más esperados, fue suspendido repentinamente hoy. Muchos aficionados esperan ahora una respuesta debido al coste de los boletos vendidos. De momento, se desconoce la razón de la estrepitosa cancelación del concierto — tras esas palabras mostraron las imágenes de unas admiradoras narrando su descontento con la situación.

¿Qué debía imaginar de aquella noticia? Un gran numero de ideas pasaron por la mente de Yunho al oír aquello, pero ninguna parecía tener sentido. Sólo era capaz de recordar como la pasada noche Jaejoong se fue tambaleante hacía el puente. <<. ¿Qué demonios es esto? .>>


- Continuará... -


COMMENTS: (1) ✿ - RESPONDER


@ OFFICE [Capitulo 1]

• Indice de 'OFFICE'


Capitulo 1
(Introducción - POV JUNSU)


Yo soy Kim Junsu, actualmente estoy en la empresa “Y”, situada en el centro empresarial de Corea, ocupando un simple puesto en el apartado de ventas, en la ‘sección 5’.

En esta misma sección me encuentro con otros compañeros cada día, y allí está mi mayor problema. Precisamente uno de los problemas más estúpidos e irracionales que he llegado a tener. Tan así, que he llegado a ser apodado ‘mala suerte’, como si esto fuese la escuela superior, y yo un joven estudiante testarudo.

Odio ese ‘sentimiento de escuela’, porque hace un largo tiempo que deje de ser un estudiante, por lo contrario, me siguen viendo de un modo infantil. Si realmente estuviéramos en clase, yo me hubiese quejado de mis compañeros al seonsaengnim, pero como no es este el caso, sólo puedo sonreír cuando alguno de ellos lanza algún comentario y ese apodo de ‘cenizo’.

Pero en algunos momentos, creo que soy merecedor de dicho apodo, sobre todo desde que uno de mis compañeros de la ‘sección 5’, Park Yoochun, me definió de ese modo.

Park Yoochun es un hombre bastante eficiente, y a mi parecer, un hombre envidiable.
Creo que realmente él me odia desde que nuestros trabajos conjuntos fueron una catástrofe tras otra. Un gran numero de infortunios me clasificaron como ‘el portador de la mala suerte’.


Nuestro primer trabajo conjunto consistió en comparecer en una reunión, donde teníamos un importante discurso que aportar a los proveedores. Yoochun me ayudó a la redacción y el diverso papeleo. Y en el edificio utilicemos el ascensor para llegar a tiempo a la reunión.

¡Aquello fue un gran fallo!

El tiempo apremiaba y, el moderno y siempre funcional ascensor, quedo por primera vez en su vida detenido en mitad de su ascenso. ¡Eso si que es ‘suerte’!

Yoochun comenzó a tocar todos los botones como un poseso.

“-¿Y ahora qué vamos a hacer, Junsu?-” me preguntó como si yo supiese la respuesta.
No quedó otra opción que apretar aquel botón de ‘alarma’.

Fue un momento de espera de lo más fastidioso. Yoochun me miraba de soslayo, y resoplaba de nuevo cuando miraba el reloj de su muñeca. ¡Yo no tenía la culpa de aquello! Pero aquella vez lleguemos tarde a la reunión….


Ojala esa oleada de mala suerte se hubiese detenido en aquel ascensor. Pero la cosa sólo podía ir a peor. La mala impresión que dimos como compañeros en nuestro primer trabajo conjunto sólo fue el comienzo. Tras ese, otros incidentes de perdida de documentos, fotocopias mal impresas, computadoras sospechosamente estropeadas de imprevisto, y cafés derramados sobre los archivos, fueron los que hicieron que Yoochun me odie.

No hace falta que él lo diga, yo sé que él no quiere escuchar eso de que “tenemos que trabajar juntos”. Debe temblarle el cuerpo cuando sabe que debemos hacer algo juntos, cuando tiene que escuchar ‘Kim Junsu’. ¿Quizás mi nombre es sinónimo de ‘despido’ o ‘expulsión’?.

Yo nunca había tenido problemas, también soy eficiente... Pero extrañamente ambos somos incompatibles. Lo que con otros hago bien, con Yoochun acaba siendo un verdadero desastre.

Pero injustamente acabe siendo solo yo el portador de esa ‘mala suerte’.

Quizás por todo eso, Yoochun comenzó a tratarme de forma más fría.
Extraño, pues él es un hombre alegre, y bastante social.

En los tiempos libres siempre lo observo. Él bebe café caliente junto a los demás y habla animadamente, con una enorme sonrisa blanca que rasga sus ojos e infla sus mejillas entre pequeños pliegues. Bromea con todos, pero cuando me acerco, él cambia su rostro a un modo neutral, bastante áspero. Mueve el café con la cucharilla de plástico y comenta que ‘ahora debe de hacer unas cosas’. Huye sin dirigirme alguna palabra. “-Parece que Yoochun comenzó a odiarte, Junsu-” bromea uno de mis compañeros y todos comienzan a reír al recordar todos los problemas que hemos tenido cuando trabajamos juntos.


Debe ser el destino muy caprichoso, fastidioso y rencoroso.
¡¿Por qué debemos trabajar de nuevo juntos?!

Sí, eso me pregunto ahora que estoy junto a Park Yoochun, en la oficina central, mientras escribimos e insertamos rápidamente los gráficos correspondientes en la opción de diseño en la computadora/ordenador. Un diseño que deberemos presentar mañana. Por eso ahora estamos trabajando hasta tarde dentro de la empresa.

¡Qué rápido realiza Yoochun los gráficos con los que ilustrar y comparar los datos de la empresa! El rostro del pelinegro se tiñe con la luz que desprende el monitor, y por un momento veo sus ojos más negros, sus pestañas más largas y sus labios más hinchados.

Yoochun me mira de nuevo, disimuladamente, con aquella mirada de extraño rencor.

— Espero que esta vez no tengamos problemas, Junsu — me advierte serio.

No sé que contestar, así que me sale un acento cómico sin desearlo, debido al nerviosismo:

— No creo que esta vez tenga mala suerte… —

Después de mi ‘celebre’ frase, el silencio regresa a la oficina y solo el teclear llena la sala de sonido. Un incomodo sonido imparable.

Yoochun es un hombre muy trabajador, o al menos tiene aspecto de eso...
Con su pelo oscuro sutilmente cepillado, y su traje ajustado al delgado cuerpo. Era lo contrario a mí. Los trajes siempre me quedaban informales, da igual cuantos detalles le añada. Seguía teniendo ese aspecto de trabajador desinteresado e incluso infantil. Lo contario a mi compañero, pensé cuando le miraba.

— ¡Diablos! ¡Junsu! — exclama de pronto Yoochun inclinándose hacia mi lado, mirando el monitor de mi ordenador con sus ojos ligeramente más abiertos.

— ¿Q-Qué? — pregunto preocupado.

Yoochun señaló el proyecto que yo estaba realizando: — Hiciste el gráfico en modo de ‘cotizaciones’, deberías haberlo diseñado en modo ‘Y X’ — me corrigió, pero sinceramente no entendí nada. Él debió notar eso en mi rostro, por lo que me simplificó: — En modo de ‘dispersión’ — ¡Mi cara debía mostrarse estúpida! No entendí nada. — Así… — tomó el ratón con su mano sobre la mía y cambió el diseño del gráfico que yo estaba realizando.

— Lo siento, Yoochun — me disculpe. De nuevo oía su insufrible suspiro de cansancio.

— Junsu, cuando trabajas con los demás lo haces realmente bien, pero cuando ambos somos compañeros, lo haces todo mal. Empiezo a pensar que me odias... —

— No — conteste rápidamente — Yo te valoro mucho, Yoochun. — <<. Incluso hace poco estaba pensando en lo impresionante que eres cuando trabajas .>> — No suceden estos incidentes porque yo lo desee — bajé la mirada, de verdad estaba avergonzado de que sucedieran ‘imprevistos’ entre ambos — En todo caso, pensé que eras tú el que comenzaba a odiarme por todos estos... problemas —

Le miré esperando contestación.

— Me das mucho más trabajo, así que, en cierto modo, sí… Te odio. —
Fue tan directo, que sentí que sus ojos eran impasibles y desgarradores.

Fui incapaz de expulsar una letra de mi boca al escuchar el “Te odio”.

De pronto Yoochun sonrió burlón: — ¡Era broma! — comenzó a reír, y borró esa fría mirada — ¡Estás pálido, Junsu! Parecías preocupado cuando lo dije — volvió a su trabajo frente al monitor, sin poder evitar reír aún más.

Eso fue… ¡Eso fue emocionante!

Pasó tiempo (concretamente desde que había comenzado esa oleada de accidentes) que Yoochun no sonreía o bromeaba conmigo. Fue emocionante escuchar de nuevo su risa, y que compartiera conmigo ese compañerismo peculiar. Y aunque fuese durante unos segundos, mis presiones se fueron volando...

Creo que comencé a trabajar con más entusiasmo….

Era tarde, uno de los trabajadores de nuestro equipo se levantó de su puesto:

— Sois los únicos de la ‘sección 5’ que continúan en la oficina. — nos dijo a Yoochun y a mí — Fighting! — y se marchó tras terminar su trabajo.


Observé a Yoochun, que continuaba sentado a mi lado. Él parecía cansado. Las yemas de sus dedos debían estar enrojecidas. Sus manos se habían llenado de venas hinchadas, y me fije detenidamente en el anillo de color dorado de su dedo anular. ¿Alguien estaría esperándole en casa? ¿Alguien estaría esperando el regreso nocturno de Yoochun? Debo reconocer que me inquiete al pensar simplemente en eso…

— ¿Está bien si continuamos mañana? — le pregunté.

Él me dirigió una mirada de alivio — Eso sería infinitamente mejor. Estaré por la mañana, e intentare ayudarte. — me comunicó con una cansada sonrisa — Quizás podemos tener todo terminado para la reunión de la tarde, y sin contratiempos... — se levantó, y parecía tener sus piernas entumecidas.

— Eso sería fantástico, Yoochun — añadí. No podía evitar estar emocionado, al trabajar de nuevo cómodamente con Yoochun. Con suerte, pronto podría quitarme ese estúpido apodo.

— Adiós, Junsu — se despidió, poniéndose la americana negra.
El movimiento al ponérsela le hizo desprender un fragante aroma.

Me despedí de él agitando la mano como un párvulo, sin levantarme de mi asiento.

¡Estaba decidido! Esta noche no me voy a marchar a descansar. Quiero adelantar todo esto, todo este trabajo, si lo hago… mañana quizás me lleve una alabanza de Yoochun cuando observe que trabaje duro y que no necesita hacer nada más. ¿Quién no adora librarse del trabajo? Sí, aquello sonaba bien. ¡Vamos!


(FIN POV JUNSU)

- Continuará... -


COMMENTS: (1) ✿ - RESPONDER


Los virus me atacan… [OFFTOPIC]
14 de octubre de 2014 @ Los virus me atacan… [OFFTOPIC]

¡Hola! ¿Qué tal estos días?
Siento mucho que esto no sea una actualización.

Espero que estés bien~^^ estos últimos días estoy contenta de que nuestros chicos estén bien también. Yo, por lo contrario, no he estado realmente bien...

En realidad, no sólo a eso se debe la falta de actualización…

Hace unas semanas debía terminar un fanfic para la participación en el concurso que realizó el sitio LALA TVXQ, y no pude pensar en otra cosa hasta terminarlo y enviarlo, pero después me ‘ataco’ un resfriado ¡wah! Realmente es horrible, aun tengo algo de congestión, así que mi garganta y mi nariz murieron, no sabia que fuese tan difícil respirar (eso y gastar tantos pañuelos LOL)


Ahora estoy un poco mejor, por ello he decidió entrar aquí y comentar que no he olvidado que debía continuar las historias que tenia terminadas, como prometí. Muchas gracias por la acogida del índice del nuevo three-shot de YooSu, pondré el capitulo uno e introducción. Quiero un YooSu bien tierno y adulto, pero si aparece algo de perversión espero que me perdonéis LOL. Por otro lado, al fanfic “Why/Empty?” sólo le quedan cuatro capítulos, así que espero que os guste a aquellos que han estado siguiéndolo este tiempo, y me disculpen por todos estos problemas. No era mi intención. Yo subiere esto el fin de semana, seguramente el viernes, así que te espero si así lo deseas. (PD: Liz te conteste en el cbox -3- *beso*)

Un gran abrazo *sin contagio*


COMMENTS: (2) ✿ - RESPONDER


OFFICE [YooSu]
15 de septiembre de 2014 @ OFFICE [YooSu]



Título:OFFICE
Autor: Himenie
Pareja: YooSu
Género: AU / Lemon / ¿Humor?
Extensión: ThreeShot
Leer en LALA TVXQ (Próximamente)


Resumen: Kim Junsu y Park Yoochun son compañeros en la empresa “Y”, situada en una zona empresarial de Corea del Sur, ocupando un puesto del apartado de ventas en la ‘sección 5’. Ambos demuestran una gran responsabilidad y eficacia cuando trabajan, pero inexplicablemente esto cambia cuando tienen que trabajar juntos, que es cúando todo termina de la peor forma posible.
La situación no podía ser más molesta cuando, una vez más, le asignan un trabajo conjunto. De pronto, Junsu comienza a actuar de forma extraña a ojos de Yoochun, y viceversa. Cosa que llevara a malentendidos y situaciones comprometedoras para ambos trabajadores entre oficinas.


○ Capítulos ○

• Capitulo 1 (POV JUNSU)


COMMENTS: (4) ✿ - RESPONDER


- FanFic / ¡De Nuevo "Cap"! - [Actualización]
14 de septiembre de 2014 @ - FanFic / ¡De Nuevo "Cap"! - [Actualización]


- FANFIC

*Actualización* Why empty? [YunJae] Capitulo 22
*Nuevo* Office [YooSu] Índice



- ¡OTRA SEMANA MÁS!

Hi ~ ¿Cómo estáis? Cumplo mi amenaza y aquí estoy de nuevo, otra semana más.
Muchas gracias por continuar leyendo las historias y entrar-

La verdad, no mucha gente las continua ahora mismo, pero yo igualmente voy a seguir actualizando hasta el final. ^^ Espero que os guste (oh casi llego tarde ~)

Ahora mismo, este capitulo es algo más “cercano”(?) Después de tanto distanciar a ambos personajes principales, pensé que no estaría mal esa nueva cercanía. Sé que Jaejoong es difícil, así que recuerdo este capitulo como una tortura que se hizo más dura cuando al repasarlo seguía y seguía matizándolo y editándolo hasta ahora. Por otro lado, este no es el final (no, no), me negué que tuviese un final tan plano y falto de situaciones, así que os espero en el próximo capitulo ~

De momento deje un índice de una nueva historia, porque me gusta soltar mis bombas amenazadoras y aunque ya vaya encaminada a terminar todo, me gusta seguir con esto... (Como no tengo tiempo ahora mismo, después lo pongo *soy un desastre*)

De nuevo, volveré la semana que viene ^o^
Hasta entonces, cuidaros mucho *abrazos*

__________

@yunho kim, no sabes lo feliz que me hizo tu comentario y saber tus pensamientos sobre la historia de Why/Empty?. Me entusiasmo saber que era una opinión positiva, estaba muerta de miedo hahaha. Entiendo que únicamente te guste esta couple, a mi también me encanta, y la verdad es que entre todas las parejas el YunJae se ve especialmente genial (aunque me guste también otras). A veces los suelo unir con otros personajes para probar (o por qué mi imaginación es retorcida) pero es cierto que ambos juntos tienen un aura bastante atractiva LOL Son sexys. Yunho y Jaejoong se ven increíblemente bien, y lo que me gusta más de ellos en las historias es que dan mucho juego y realismo en ellas. No es tan difícil poder crear situaciones con ambos. Otras couple ( sobre todo las de fuera de mi preferencia) resultan sin duda más complicadas hahaha *muchos besos*

@Belen, no te creas ~ mi mente también asusta a veces, así que estaba acostumbrada LOL … Ah *-* esa parte del DVD es muy tierna, me hizo mucha gracia porque Junsu se veía realmente dormido, estaba todo despeinado cuando le fue a despertar *risa*, y la pose de Yoochun me hizo reír, ese momento YooSu fue ♥ aunque también le cogí cariño a la parte en la piscina, Junsu se veía completamente como un niño, incluso cuando Yoochun le tiraba/salpicaba agua //*-*// Wa Malditos, cuando quieren son demasiado ‘tontos’, se hacen querer.
Muchas gracias por tus ánimos *llora*, ya sabiendo lo propensa que soy a lo negativo (casi siempre en ese bando) me animo bastante tus palabras ~
Oh, a mi me encanta escuchar canciones “romanticonas”, pero me pongo muy sensible LOL Es verdad que muchas son muy inspiradoras. De los cantantes que hiciste mención, Romeo Santo es el único que no he escuchado. Los demás he escuchado algunas canciones de ellos. A mi me gustan las canciones de casi todos los idiomas siempre que transmitan algo, y es inevitable no escuchar las de tu mismo idioma, hay algunas tan preciosas. Gracias a ti por hacer un hueco y leerme,
y sobre todo por tus comentarios y respuestas. Muchos, muchísimos abrazos.


COMMENTS: (2) ✿ - RESPONDER


@ Why Empty? [Capitulo 22]

• Indice de '「Why / empty?」'


Capitulo 10: "Las noches son largas" (Vol. II)


Jaejoong respiró con dificultad y se sintió reconfortado cuando el moreno limpio su mejilla (manchada por la saliva de aquel individuo) con la manga de su sudadera.

Parecía una especie de espejismo verle de nuevo, una vez más. Incluso no entendía el por qué ahora Yunho estaba allí escudándole, pero en ese momento insólitamente agradeció que estuviese junto a él como lo había estado hace mucho tiempo….

Le había salvado de unas humillantes y reveladoras declaraciones que sin darse cuenta estaba realizando en aquel ‘bar-carpa’ mientras tomaba unos amargos tragos. Y ahora aquellos dos ‘aprovechados’ hombres anteriores habían salido despavoridos a un ritmo rápido (semejante al de las cucarachas cuando se sienten amenazadas).

— No puedo creer que siempre te sucedan cosas insólitas. ¿Por qué no atraes solamente a las mujeres, como la mayoría de los hombres? — le preguntó Yunho.

Jaejoong le dirigió una mirada clavada, sin contestar.
Entonces Yunho se dio cuenta del color desigual de sus ojos.

Jaejoong había perdido una de sus coloridas lentes de contacto, y ahora uno de sus grandes ojos tenia un color oscuro natural e intenso en donde Yunho se vio reflejado.

Apartó su mirada rápidamente (aún se sentía avergonzado con Jaejoong por todo lo vivido con él): — La gente indeseable aparece ante ti con demasiada facilidad, Jaejoong. Da igual en que posición o rango te encuentres. Y aunque junto a ti he presenciado cosas peores…, esto tampoco fue algo agradable… — tosió nervioso.

Jaejoong dejó escapar un fuerte hipo, como un borracho de cuento:

— ¿Y tú siempre los ahuyentas?… — sonrió al recordar aquel golpe intimidante — Siempre que apareces tú… yo estoy más inundado de problemas. — afirmó desconfiado.

— No lo creo. Tú tienes un don especial para meterte en ellos, Jaejoong —

— Podría haberles alejado y habérmelos quitado de encima yo solo — comentó con autosuficiencia, pero ambos sabían que no era cierto (al menos no en el estado descuidado de ahora…) — Pero ¿Qué haces aquí? —

Yunho sonrió cuando observó que el ‘pojang-macha’ se encontraba cerca del parque en el que había estado haciendo ejercicio, por lo que le devolvió la pregunta:

— ¿Qué haces tú aquí? —

Pero Jaejoong no respondió, se limitó a balancearse perdiendo ligeramente el equilibrio.

— Vamos… — Yunho rodeó sus firmes hombros con el brazo y le ayudó a caminar mientras continuaba hablando de forma atropellada: — ¿Te hicieron algo? ¿Qué les has dicho a esos tipos?... Temes que los demás contemos algo sobre ti, pero es sólo a tu boca a la que deberías temer... —dijo sin evitar la preocupación — Esos hombres te estaban filmando, Jaejoong. Seguro que contaste más de lo que debías… —

Jaejoong bajó la mirada, y sólo logró ver su espesa cabellera como respuesta.

Yunho suspiró: — ¿Por qué ahora el destino me pone enfrente tuya, ah? —
Sujetándole de ese modo descubrió que el simple hecho de caminar se complicaba un poco para Jaejoong, doblándose sus piernas flamenco y encogiendo sus rodillas a cada paso.

— Siempre apareces, Yunho…— dijo abochornado — Deberías haber seguido con tu cita… y casarte como hizo Park — sin duda el alcohol había regado todo su cerebro.

<<. ¿Así que es así como has llegado hasta aquí? .>> pensó Yunho sorprendido.
No todo había sido una casualidad o cosa del destino, y menos ese encuentro...

—…eso era lo que deberías de haber hecho — continuó recriminándole.

Yunho deslizó la capucha de la cazadora oscura de Jaejoong sobre la cabeza de éste para cubrirle, y subió la cremallera que disponía hasta lograr tapar su mandíbula y labios (y silenciarle). Dejando su rostro casi cubierto, y de ese modo pasar inadvertido...


~~~~~~~


Ambos habían logrado llegar a uno de los puentes, ahora transitados por los vehículos noctámbulos que cruzaban el negro río Han(gang), agradeciendo que no se tratara del poco desapercibido puente Banpo, de música y colores, con el que sin duda hubiesen destacado.

Debían pasarlo, pero el estado del mayor no era el adecuado....

Yunho decidió ponerse de cuclillas y así ayudar a que Jaejoong subiese a su espalda (a modo de llevarle de forma segura a ‘la otra parte de la orilla’ donde se encontraba su vehículo).

— ¿Llevarme? — Jaejoong parecía negarse al comienzo, se quitó la capucha que le cubría y se negó moviendo la cabeza. Pero finalmente cedió cansado de caminar, poniendo sus delgadas piernas a cada lado de Yunho, subiéndose sobre su espalda.

Al alzarle, Yunho se convirtió en una ‘bestia de carga’, pero debía reconocer que tenía su encanto el sonido de los automóviles pasando junto a él por aquel puente...

— Contigo es un constante tira y afloja. — jadeó llevando sobre su espalda a la delgada estrella— Aún por los ‘fallos’ que cometí contigo la ultima vez… soy incapaz de mirarte fijamente a la cara …, y lo mejor, quizás no solo para mí, era alejarme de todo esto... — le explicó, sintiendo el calor del aliento alcoholizado de Jaejoong sobre su nuca— Pero siempre estás tú, surgiendo. Eres la única persona que me hace sentir minúsculo, lleno de rencor, y a la vez… — Yunho intentó contener la palabra ‘deseo’ —…me fuerzas a hacer cosas impensables. — intentó justificarse, sin saber si Jaejoong le escuchaba con atención o no — No sé que esto, pero sin duda… es de lo más agobiante. No debiera comportarme así, ni siquiera debí seguir pensando en ti todo este tiempo…, después de tanto tiempo... —

— Yo sólo quería pedirte per-d-dón— la voz de Jaejoong parecía tartamudear, pero era entendible y clara — …y por eso estoy aquí — explicó — Tus sueños también son i-im-importantes. Así que no desaparezcas…Yunho — se sujetó con las manos fuertemente sobre sus anchos y extensos hombros e hizo un increíble esfuerzo por no vomitar sobre ellos.

— Desaparecer… ¡Eso es lo que deseabas que hiciese desde el primer momento en el que nos reencontremos! — exclamó Yunho, sintiendo las consecuencias de transportar a alguien (aunque éste fuese delgado).

— Borrar, pasado... — comentó Jaejoong con incoherencia, oscilándose sobre la espalda debido al rápido andar de Yunho — Borrar el pasado..., y sin querer, también te quise borrar a ti — intentó hacerse entender.



~~~~~~~


Yunho se detuvo al llegar al final del infernal puente.

Dejó que Jaejoong sintiera de nuevo los ‘pies en la tierra’, ahí donde otro frondoso y natural parque se abría paso a uno de los lados. Y no muy lejos se encontraba su auto estacionado.

— Coff… Coff… — tosió Yunho ahogado — No puedo más… — dijo curvado y con las manos en las rodillas, recomponiéndose.

Jaejoong empezó a reír descontroladamente dejándose caer en el cercano suelo cubierto de césped, incapaz de detener el ‘movimiento frenético’ de su alrededor.

— Antes eras mucho más fuerte… Recuerdo cuando… —

— ¡Déjalo! — Yunho le miró desde arriba con el ceño arrugado por el enojo. — He estado trabajando muy duro esta noche. — le recordó señalando la ropa deportiva que vestía.

— No deberías esforzarte tanto para impresionar a una mujer. Estás ridículamente desaliñado. — Jaejoong cerró sus ojos. Necesitaba descansar, y la noche en las calles y parques era como un pequeño paraíso.

— Te quería Yunho… más de lo que pensaba en aquel entonces. — se sinceró guiado por su estado de embriaguez, tumbándose sobre la hierva, sin abrir sus ojos — Cuando te vi de nuevo me di cuenta de eso, y te odie más. ¿Po-Por qué sino ésta ‘cosa’ se removía tanto? — llevó la mano al plano pecho, señalando el latiente órgano — Mi mente quería alejarte, yo quería alejarte, soy incorregiblemente frío en algunos aspectos. — sonrió al autocalificarse.

Yunho le escuchó atento, y se sentó a su lado;
La verdad era que también necesitaba descansar.... Y era la primera vez que escuchaba a Jaejoong hablar del pasado con tanta fluidez sin ser esquivo, mordaz o ruin.

— En aquellos momentos era común estar contigo — continuó Jaejoong con los ojos cerrados — Así que fue reconfortante tener a alguien que se preocupase por mí. P-Pensé que nadie era capaz de no juzgarme… o incluso de creer en mis sueños. Pero tú lo hiciste sin dudar. Ahora todos lo hacen... — pauso para continuar: — P-Pero yo soy tan diferente a ti, Yunho. Antes y ahora. Nos hacemos daño constantemente… — abrió finalmente sus grandes ojos y miró a Yunho con recriminación: — No sé si la palabra ‘violar’ es correcta, pues una vez dijeron que a un ‘perro fácil’ nunca se le podía ultrajar... —hizo un gesto humillado al recordar esos antiguos adjetivos — Pero tú hiciste algo así la ultima vez que nos vimos, con tus ridículas coacciones ¡Incluso te golpee! y no me arrepiento de eso... — barbulló con un tono de hombre de cantina — Por lo que hizo las cosas más difíciles para mí… Ahora soy incapaz de olvidar lo que con tanto empeño hice por borrar de mi mente—

— Me haces hacer cosas impensables... — reiteró avergonzado. — Tú indiferencia a todo me hace enfurecer. ¿Y quien no odia la indiferencia? Pero es cierto, soy tan incorregible como tú — la mirada de Yunho se intensificó, parecía reflexionar allá sentado. Recordar aquel patético momento que le llevó a alejarse definitivamente le hacia sentir increíblemente débil.

— “Incorregible”. Si, es verdad. Siempre fui así. Bastante obstinado. — Jaejoong se incorporó sobre sus codos en el césped — ¿No lo sabias ya? — le preguntó, aunque sabía la respuesta.

— Eso es lo que hace hervir mi sangre — murmuró Yunho sentado junto a él.

— Pero te quería…, y ahora… — se detuvo con los ojos más inmóviles y seductores que se podían tener (incluso siendo dispares). Los ojos tiemblan, se mueven, pero los de Jaejoong podían mantenerse ‘congelados’ como si se tratase de un muñeco. — … incluso cuando te veo ahora… — confesó sentado, sin apartar la paralizante mirada de Yunho.

Desvió la mirada y continúo: — P-Pero no quería saber nada ‘del antes’… pues “nunca pensé que podía ser tan promiscuo” — balbuceó y se le escapó un ebrio y pequeño puchero adulto al recordar y mencionar aquella frase que había recibido momentos antes por parte de aquel asalariado...

— Jaejoong-ah, tú eres un arrogante egoísta, entre muchas otras cosas más — el comienzo de aquella frase hizo que Jaejoong cambiase su expresión a una desternillante mirada de reproche — Pero tú nunca serías “infecto” como mencionaron, aunque lo intentases con todas tus fuerzas... Eso resulta imposible. — las palabras de animó salieron de Yunho casi sin esfuerzo, como siempre habían salido de él — Ahora eres lo que querías ser, da igual el cómo lo conseguiste. Ahora me di cuenta de que eso no importa ya... — agitó su cabeza restándole importancia al pasado — Lo importante es llegar a la meta. Así que… supongo que es improbable que ahora seas algo más que la persona que deseabas ser. Olvida eso que no quieres recordar con la misma capacidad con la que te habías olvidado a mí. —

Jaejoong se ‘auto-miró’, y sólo veía a un chico empedernido sobre el césped, no tan diferente al pasado, tan desobediente como en aquel entonces. Y Yunho tampoco se veía tan diferente a la hora de hablar, pues le recordó a los discursos que le recitaba para impulsarle...

— Ahora hablas como el Yunho que conocí… —
Apretó emocionado los brotes de hierba bajo sus manos.

— Siento haberte evocado todas esas cosas debido a mi actitud. — continuó hablando el moreno — He sido tan desconsiderado como lo eres tú … Pero resultaba difícil olvidarte, quizás porque eras el único chico que había llamado mi atención — al escuchar aquello la sonrisa tímida y maliciosa del mayor apareció. Se sintió extrañamente halagado al escuchar aquello de “El único chico”. —Y… en aquel entonces… eso fue algo importante para mí. —

Al reírse, los ojos dispares y multicolores de Jaejoong se cerraron de nuevo:

— Ya veo que no fue el dinero lo único que te hurte… — insinuó — Eres un idiota, Yunho. Ingenuo, rencoroso e insistente como ningún otro hombre — dijo Jaejoong entre sus típicas risotadas — Tenias la oportunidad de estar con una hermosa chica, yo no me lo hubiese replanteado, pero tú… estás aquí sentado en la hierba sucia y quizás orinada… — abrió los ojos gradualmente para ver la divertida expresión de Yunho por esa última frase — … Acá junto con ‘el pasado’ de nuevo. ¿Otra vez ayudándome? Y-yo también te puedo ayudar, por eso estoy aquí…Vuelve a tu… p-puesto…Siempre has bailado realmente bien, y todos se preocupan por Yunho, ¡es molesto que me culpabilicen! — le resultó un gran esfuerzo soltar la propuesta con fluidez, pues el calor de la bebida rodeaba ya toda su faringe.

Yunho quedó largo tiempo pensativo, pues no sabía qué debía contestar.
Jaejoong estaba ‘embriagado’, no podía confiar en su propuesta en ese estado…
Pero por alguna razón él había llegado hasta allí ¿verdad?
Le había buscado después de todo lo que habían pasado....

Todavía sin responder, dirigió su ojos a Jaejoong, quien le miraba expectante con su entreabierta boquita rosada y siempre tan visualmente (y engañosamente) pura.

Al alargarse aquel silencio, Jaejoong preguntó súbitamente:
— ¿Quieres besarme? —

La garganta de Yunho se movió cuando pasó saliva debido a la sorpresa de tal pregunta.

— Uno de esos hombres de antes… quería besarme… — continuó hablando — No hace falta que lo digan, ni siquiera hace falta que lo intenten, sólo con la expresión se sabe… Y yo sé mucho, muchísimo, de esas cosas…— sonrió con su mano en los labios — Pero no le iba a corresponder… No te preocupes, Yunho — llevó la mano a uno de los hombros del moreno, a modo de burlón ‘ánimo’ — Debería estar más borracho para hacerlo — rió una vez más.

Yunho se mantuvo en silencio e inerte incluso cuando Jaejoong, sentado junto a él en el césped, se aproximaba más con su oscura, inmadura y provocadora aura rodeándole….

— “El único chico” ah~ — repitió sus palabras — L-La primera vez que lo hicimos, no tenias ni idea de cómo hacerlo conmigo… — suspiró Jaejoong sumergido en el recuerdo — P-Pero.. la última vez fue todo lo contrario…— pausó, observando el rojo de las mejillas de Yunho — …y no querías besarme incluso cuando tuve esos espantosos espasmos, y la verdad es que lo… lo extrañe, Yunho… —

Por supuesto que Yunho recordó aquel momento (por eso su adulto rostro enrojeció), recordaba el fuerte y firme esfuerzo que hizo por no besarle y dejarse engañar o sucumbir como en el pasado (y de lo poco que le sirvió todo aquello).

Por un momento de la noche se escuchó el dulce sonido agudo y monótono de algún insecto paseante en aquel parque, pero la voz de Yunho se mantenía muda...

— ¿Por qué no dices nada? — preguntó Jaejoong.

— Tus conversaciones son horribles… Como siempre lo fueron… — contestó al fin, todavía impresionado de que se tratase del mismo ‘chico incordio de lengua descarada’; y ha continuación miró al cielo sin estrellas, sabiendo que no podrían quedarse allá por más tiempo...

— Te pones tan nervioso como antes. ¡Es… E-es gracioso! Aún más cómico siendo adulto, Yunho — la risa ebria e insoportable volvió a los labios de Jaejoong. — y debo reconocer que eso de ti también era digno de extrañar —

El moreno dirigió de nuevo la vista a su lado, donde se encontraba la cara sonrosada, desnuda y rebelde de la irradiante ‘estrella de rock’ con aquella mirada increíblemente más indócil en la noche, y su olor a alcohol, meloso y atrayente, por extraño que eso resultase.


Aprovechando el silencioso (y el nuevamente prolongado contacto visual), el mayor aproximó sus carnosos labios en forma de rosados pétalos, y besó los labios de Yunho que estaban superiormente rodeados de un leve e imperceptible vello sin rasurar que oscurecía más su boca en la noche.

No hizo falta que moviese los labios sobre los suyos para que Yunho sintiese que (debido a ese simple roce y los abiertos ojos) el corazón se aproximaba vertiginosamente a la garganta y los retumbantes latidos a sus oídos.

Para él, el tiempo no se detuvo cuando el “joven Jaejoong” se esfumó con su impostor truco, robándole, sino que el tiempo de Yunho había seguido avanzando desde entonces…
Pero en ese momento que era besado por aquella adulta versión, impresionado descubrió que el tiempo era capaz de retroceder en un sólo instante (sin magia, ni trucos).

Y una vez más, sólo una vez más, quería sentir aquella pálida mano envolviendo su nuca mientras el beso se prolongaba durante unos segundos.

Sólo por unos segundos más, consciente de que si el beso se alargaba demasiado y dejaba caer aquel pálido cuerpo sobre el césped (iluminado únicamente por las farolas/faros), no podría evitar un impulso abiertamente pasional e irracional sin importar el lugar público (cosa que extrañamente le infringía un estimulo más erótico, aunque Yunho lo intentase reprimir).

Astutamente, Jaejoong le pellizco, retorciendo con sus dedos la piel atezada de la nuca, y aprovechando el corto quejido de Yunho, introdujo la lengua bañada en alcohol entre sus labios durante un rápido momento en el que dejó al descubierto una laboriosa experiencia (pues Yunho nunca antes había sido sorprendido por un beso semejante, del que rogaba nadie observase).

Cuando Jaejoong retiró su suspirosa boca, el corazón de Yunho seguía zumbando como una inquieta avispa dentro de su pecho...



- Continuará... -




COMMENTS: (4) ✿ - RESPONDER



aboutcboxfanficsarchives


Welcome
Bienvenidos.

● Proyectos Activos ●

Comentarios / Dudas / Sugerencias
Podéis compartirlas en el Cbox

Agradezco los comentarios sobre los capítulos en las entradas y vuestras opiniones sobre los Fic's

En el Blog también encontrareis fanfic que recomiendo
Podéis recomendarme fanfic en el Cbox

Tienes algo encontrá del Yaoi
Tienes algo encontrá de TVXQ
Si es así por favor, cierra esta Web

● Último Serial Finalizado ●
[Un Momento de Huida]

La mayoría de los FanFic son de genero Lemon
Advierto en caso de que este genero hiera tu sensibilidad
Lemon: Situaciones sexuales

→ Haz CLICK aqui para seguir el Blog

◄ older posts