<link rel="me" href="http://www.blogger.com/profile/03084430561252406418" /> <link rel="openid.server" href="http://www.blogger.com/openid-server.g" /> <!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head> <body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\0756630089935095889391\46blogName\75Himenie+FanFic\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75SILVER\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://himenie-fanfic.blogspot.com/search\46blogLocale\75es\46v\0752\46homepageUrl\75http://himenie-fanfic.blogspot.com/\46vt\0754720749566780181476', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>


- FanFic / ¡Nuevo y más! - [Actualización]
27 de febrero de 2014 @ - FanFic / ¡Nuevo y más! - [Actualización]


- FANFIC

*Actualización* Why empty? [YunJae] Capitulo 17
*Actualización* Why empty? [YunJae] Capitulo 18
*Nuevo* Un momento de huida [HoMin] Capitulo 1



- Sobre WHY / EMPTY?

¡Hola! ¿Cómo estáis? Yo un poco avergonzada por aparecer tarde.


Leí unos pocos comentarios positivos hacia [Why/Empty?] y sentí que me iba a morir. No soy una persona que reciba buenos o muchos comentarios, así que me sentí muy feliz de recibirlos. Y avergonzada por tardar. Quise con todo mi esfuerzo terminar lo antes posible los siguientes capítulos, pero mi tiempo es realmente horrible estas últimas semanas. Desciende los tiempos libres, y casi no puedo escribir cuando me apetece. Es por eso, que últimamente tardo más que antes, no puedo participar en concursos, o hacer oneshot. Tengo miedo de que esto dañe también a la historia. Cuando tenia tiempo 'ilimitado' lo hacia más seguido y mucho más fluido, la historia corría de manera buena, y ahora, mis ajustados momentos repercuten a la historia, lo sé. ¡Pero si entretiene, no puedo pedir más! ~ Ojala pudiese hacer más. Realmente me gusta esto.

Vamos a ellos... ¡Dos capítulos! Para recompensar mi tardanza.

Quiero intentar ajuntarlos de nuevo, veremos si se dejan este par de testarudos...

El final de el capitulo da ideas precipitadas del siguiente, cuidado… Quizás no sea así.
En realidad, quiero hacer algo impresionante para el próximo capitulo, quiero una escena tensa y fuerte. (No he tenido suficiente) Así que voy a poner toda la fuerza en ello. Y no, no será una escena de ‘película de amantes celosos’. (lol sé que es lo que pensareis al leer el final del cap)

El tema de la prostitución en [Why/Empty?], no es una historia enfocada enteramente a ello (pero se trata aquí) me gusto incluirlo. La prostitución en el caso de hombres es bastante reducida, en comparación con las mujeres, y no sabia que escribir..., yo creo que en su mayoría son mujeres impulsadas y manejadas por otros hilos, y muchos temas delicados, no quería meterme en tal problema con el fanfic y tampoco vi acertado que Jaejoong tuviese todos esos problemas peculiares, quedaría tan ‘fantasía’… pero quería demostrar que uno es capaz de muchas cosas cuando siente necesidades, y el personaje de Jaejoong no vivía con lujos pero si con sueños. Más bien, se enfocó mucho en cuando eres joven y te califican de esto o aquello, los que abusan de ello, llevado al límite. “Al final te conviertes en lo que todos dicen que eres.” Eso dicen.


- Sobre UN MOMENTO DE HUIDA

Soy adicta. A las series policiacas, detectives, investigación. Me vuelven loca. He visto series estadunidenses como: Colombo, Monk, Sherlock, Mentes Criminales, C.S.I, Castle, entre otras variadas…
Y he leído algunos libros góticos, en especial de ámbito de terror, me encanta. Le puse empeño a leer sobre vampiros, toda la saga de Anne Rice, la de Brian Lumley, Bram Stoker con ‘Drácula’ y algún libro más como ‘El lumbral del bosque’.

Ambas cosas combinadas, me hicieron pensar. “¿Qué pasaría si mezclara ambas cosas en un fanfic?”¡Estoy loca! No quiero extenderme, así que sería un fanfic de dos o tres capítulos. No se me da bien este nuevo género, pero quería mezclar el terror, y la burda fantasía de los detectives. Pensé que ese papel detective quedaría genial en Yunho.

‘El detecive Yunho’ (solo de pensarlo se me corta el aliento). 

Una desaparición, Yunho es un detective y Changmin un conocido periodista en el fanfic de universo alternativo. ¡También aparecen otros personajes de TVXQ♥! [Un momento de huida] es mi idea inicial desde hace meses. Y no tarde en ponerlo porque este fanfic sea algo fuera de lo normal (en realidad es lo más corriente que veréis) pero me fue imposible ponerlo antes. No tengo tiempo para escribirlo. La ‘introducción’ esta aquí, y espero poder pronto poner el próximo capitulo que será el ‘intermedio’ para terminar con el ultimo capitulo ‘desenlace’. Espero que esto no os decepcione. No he iniciado el tema ‘terror’, ya que es simplemente la larga introducción e inicio al tema. ¡Changmin es muy desgraciado aquí!.


___________________

(( @ ¡Belen! No puede contestar antes. Aparezco y reaparezco como un fantasma hahaha. Muchas gracias por contestarme ~ Sobre el taller, yo soy de mente dura, no entra mucha sabiduría en ella. Pero siempre me gustó ir a clase, y cuando se dan cosas que te gustan es aún mejor que antaño (LOL). Pero no tengo mejora hahaha.

“Incluso puede llegar a ser peor que cualquier otro que es verdaderamente malo.“ Es verdad, sobre el personaje de Yunho me hace recordar una cosa que suele pasar: cuando quieres actuar duro, ‘vengarte’ por así decirlo, y acabas más herido que al comienzo. Hacer daño a los demás a veces supone hacértelo a ti también. Pobre Yunho.
Alguien dijo que no parece que uno sea malo y otro bueno, como bien dices los dos son unos testarudos que tienen una y otra vez las mismas erratas.
Sentí que el titulo quedo bastante ‘mísero’ y siempre que lo veía me hacia gracia, necesitaba explicarlo, aunque aun me parece gracioso.

“Si sería una persona cercana a él lo trataría como mi bebito” Oh ~ a Junsu no se le puede tratar de otro modo. Es todo dulzura, como su voz. Normal que sea tu favorito ~ Es un cielo por lo que se deja ver *-*
¡¿De verdad puedes verlo-imaginarlo haciendo de personaje malo?! Yo siempre creí que en un YooSu, Yoochun tenía todas las papeletas de ser el ‘malo’ hahahahaha. Pero… quien sabe que podría haber bajo esa dulce sonrisa de Junsu…. *risas* JaeSu “como lesbianos”, oh my good sun, de verdad, al leerlo no he podido evitarlo, la risa vino a mi, es … es tan cierto hahahaha.

Siempre es un placer leerte, gracias ~ ^.^ No merezco la conversación, por como tardo en actualizar, merezco pocas cosas TToTT ¡Nos leemos! ~ ))



Y después de este ‘corto’ comentario ~ Me despido, ¡Nos leemos!
Gracias por los comentarios♥ Me dan animos para seguirlo


COMMENTS: (2) ✿ - RESPONDER


@ Un Momento de Huida [Capitulo 1]

• Indice de 'Un Momento de Huida'


Capitulo 1: INTRODUCCIÓN


— Señor Changmin, ¿por qué no toma asiento?, seguro que encontramos un modo de ayudarle — esa fue la repetida frase que aquella muchacha de uniforme apretado y falsa sonrisa había dicho tras el mostrador principal del lujoso hotel situado en uno de los puntos mas importantes de Corea del Sur.

— ¡Llevo esperando aquí más de una hora! ¡He esperado suficiente! No creo que esteís dispuestos a ayudarme — Changmin estrelló sus manos sobre el mostrador y la chica se sobresalto al instante por aquel hombre de mirada infante, labios rugosos y pelo perfectamente peinado que le miraba con odio e indignación.

— Le hemos comunicado que debemos tomar en cuenta un tiempo de espera para realizar su reclacamación de desaparición. La señora Shim JunHee, es una persona adulta, no podemos alarmar a los demas clientes y huéspedes con una “desaparición” precipitada, señor Shim. Busque de nuevo a la señora Shim JunHee, nosotros tomaremos medidas pasado un tiempo ... —

Fue la respuesta definitiva de aquella recepcionista, que tan pronto como tuvo la oportunidad se alejó del inquieto Changmin, quien gritó:

— ¡La he buscado!. ¡Por supuesto que lo hice antes de reclamar! Casi recorro todo este maldito hotel. No puede decirme que espere más tiempo ... —

La joven recepcionista dio una pequeña reverencia como disculpa:
— No podemos hacer nada más ... — susurró alejandose.

Changmin estaba apunto de explotar, la corbata anudada en su cuello parecia ahogarle.

¡Ella habia desaparecido! Pero nadie le hacia ni el menor caso, y estaba abatido por sus vánales intentos por recibir atención, por buscar a su prometida, para encontrarla....


Al voltearse, para lejarse de esa maldita recepción, Changmin chocó con un hombre que se presentaba tras él, firme como una roca.

— Siento haber sido demasiado grosero. Pero he escuchado su reciente conversación ... — dijo directamente aquel hombre al tropezar con un abatido Changmin.


Changmin alzó su mirada. ¡¿Qué era eso?! Era un hombre realmente apuesto, dificil de ver en aquel Hotel donde la mayoria eran personajes de conocidas empresas, con el suficiente dinero como para permitirse estar obesos, calvos, extremadamente adultos y lucir grandes trajes.

En comparacion, aquel hombre con el que se acababa de encontrar era un joven, bastante alto (aunque no más alto que Changmin), tenia los ojos rasgados, aunque visibles y bastante intensos, de un color chocolate que hacian resaltar sus cejas. Estaba vestido de una manera muy común en aquel lugar: un traje oscuro color tierra, con unos pantalones anchos que resaltaban sus piernas largas, y una chaqueta que acentuaba su ancho cuerpo.

Demasiado perfecto para estar allí por casualidad...

— Sí, eres un impertinente — Changmin se sintió ofendido. Ese tipo se había entrometido en una conversación ajena. Echó un vistazo a aquel hombre entrometido y le gritó: — No deberia estar escuchado las conversaciones que no le atañen — queria marcharse, pero aquel hombre parecia volver a hablar con tono servicial:

— Lo siento mucho ... pero"desaparición" es una palabra que sin duda, enseguida, capta mi atención — le explicó. Changmin le dirigio una mirada inquisitiva, preguntandose de que se trataba aquella extraña conversación. — Soy Jung Yunho — se presentó mientras sacaba del bolsillo interior de su chaqueta una targeta que ‘regaló’ a Changmin — También me hospedo en este Hotel. Quizas le sorprenda, pero formo parte de una agencia. —

Changmin miró aquella pequeña tarjeta de presentación:
— ¿Es usted detective, Jung? — preguntó sorprendido al leer que aquello decía dicha targeta.

— Oh, se puede decir de ese modo, si lo deseas. Pero, no soy detective de personas desaparecidas, ni llevo temas de asunto policial. Soy de ambito privado —

Changmin guardó aquella targenta en su bolsillo y exclamó:— ¿Una casualidad? —

— Creo que sí ... — Yunho dejó salir una sonrisa de radientes dientes blancos.

Era enigmatico, e incluso a Changmin le recordaba a alguien.

— Me he visto interesado por su desesperación .... — Yunho parecia querer añadir su nombre, pero aún no se había presentado y aguardando a que terminara su frase:

— Changmin — le dijo — Shim Changmin — se presentó a la vez en la que extendia su mano para que Yunho la estrechase con fuerza.

— Changmin…, me soprendio el modo en el que hablabas a la joven empleada — comentó, recordandole la pasada situación con la recepcionista, y de la que había sido testigo.

— Si, y tiene razón en una cosa…, estoy desesperado. — Changmin se llevo la mano a la frente y suspiró — Si le hablé de ese modo, es porque no toman encuenta mis replicas ni mis preocupaciones. Mi prometida a desaparecido en este mismo Hotel de forma precipitada — le explicó

Yunho se veia serio y bastante interesado:— ¿Cúando sucedió eso? —

— Esta misma noche — contestó.

— Entonces es completamente comprensible que no tomen en cuenta tu reclamación. El tiempo que debe pasar para una desaparición tiene que ser más largo, sobre todo en adultos. No pueden considerarlo como tál. ¿Qué es lo que te hace pensar que es una desaparición involuntaria? —

Comenzaron a hablar, sin importarles estar en la zona principal del Hotel, cerca del vestíbulo.

— Principalmente, estan todas sus cosas en la habitación. — comenzó a contestar Changmin, enumerándolo con sus largos dedos — No falta nada, todo esta intacto. Habiamos quedado en la habitación después de que ella realizaba un importante compromiso. Y no apareció desde encontes. Busqué en gran parte del Hotel, pero no hay rastro de ella.— explicó todo aquello con cierta desesperación y rapidez en su voz.

— ¿Le molestaria si lo comprobara?... Su habitación ... — propuso Yunho.
Él parecia extremadamente más prudente que al comienzo de la conversación.

— Eres la unica ayuda que he recibido, así que ... está bien que me acompañe, Jung —

Changmin comenzó a caminar. No tenía otra opción, y aquel trajeado hombre de pelo oscuro, parecía ser serio y de fiar. Además aquella tarjeta de presentación, que corroboraba sus palabras, era un punto a su favor.

— Llamame simplemente Yunho — le propusó siguendole los pasos.

— Está bien, Yunho — le nombró Changmin con cierta informalidad — acompañame a la habitacion que ocupo —

Para ello, deberían tomar los elegantes ascensores silenciosos, enormes y plateados que aquel lugar disponía. En lugar subir las pesadas escaleras en forma de espiral.



~~~~~~~


La puerta hizo un ruido sordo cuando se abrió, y ambos entraron en la habitación de aspecto lujoso, de increíbles, profundos y arrogantes colores. Sólo con ver el brillo de aquel lugar se podía saber cuán valía...

Al fondo de la suite, un enorme ventanal mostraba unas irreales vistas de una noche oscura pero iluminada por la ciudad, con sus miles de edificios.

Aquello parecía una acogedora y “pequeña” casa de lujo, en lugar de una simple habitación.

— JunHee y yo estamos prometidos desde hace relativamente poco tiempo — comenzó a hablar Changmin — Ella es una mujer hermosa — añadió sonriendo con sus encías visibles.

— Lo sé — contestó Yunho convencido. ¡Oh! Changmin le dirigió otra de esas miradas de pregunta. — Os vi en la sala de actos, — se apresuró a explicar — realizaron una entretenida animación en el salón la pasada noche — añadió.

Changmin hizo memoria de aquella noche en el Hotel de la que hablaba:
— Pensaba que te había visto antes, entonces ... debe ser durante esa velada—

— Sí — confirmó Yunho. — Es fácil de recordar algo así. Ella tenía una cara realmente hermosa, un cabello suavemente ondulado, y vestía con un vestido que marcaba su fina y recatada figura. Parece una estrella de cine, sin duda —

Sus masculinos zapatos resonaban mientras caminaba por la suite hasta llegar a la cómoda junto a la amplia cama, donde Yunho pasó sus grandes manos — ¿Erais una pareja feliz? ¿Cómo era su comportamiento la última vez que hablasteis? —

— ¡Por supuesto! Ella me amaba enormemente ¿Qué es lo que piensa? — enfatizó. De pronto abrió sus ojos: — Espera, espera, ¿No serás un detective privado de parejas infiles o algo así? — preguntó Changmin con cierta sorpresa.

— ¡Ding! — Yunho comenzó a reir, aquella era la respuesta correcta ...

— Ella no se marchó por voluntad propia — Changmin parecía indignado y removió sus castaños cabellos — Tiene todo lo que quiere o necesita — con su mano mostró su alrededor, despúes se dirigió con pasos agigantados al armario y lo abrió de par en par — Como puedes ver, Yunho, todo esta aquí, su teléfono, sus vestidos, sus joyas, incluso sus tarjetas de credito ... ¡absolutamente todo! —

Era cierto, todo estaba allí. No faltaba nada, aparentemente…

— Todo esta aquí. Incluido tú — añadió Yunho echando un vistazo a Changmin, que era increiblemente alto, quizas más con aquel traje negro... — Sí, es extraño ... —

— Te lo estoy diciendo, una y otra vez .. ¡Ella no se fue por voluntad propia! — le repitió convencido. Despúes dio unas vueltas por la habitación, se acercó a Yunho y le miro intensamente a los ojos: — Si un periodista y un detective privado no logran averiguar ésto, será realmente patetico... — le dijo por último.

— Entonces repasemos lo sucedido, ¿Qué te parece, Changmin? —

— Está bien. — se sentó al borde de la cama conyugal, y comenzó a relatar: — Ella y yo nos prometimos y decidimos celebrarlo en este prestigioso hotel. Creo que es uno de los más reconocidos en Corea. Puedo permitirme este capricho ya que soy un periodista de prestigio, con un nombre bastante reconocido. — creíble tal puesto, Changmin tenia una mirada inteligente a pesar de su cara infantil. —Y este hotel es conocido por ella, ya que un amigo de ella trabaja aquí. Así que… me sugirio encarecidamente pasar un agradable momento en este lugar. — Changmin se rasco la sien pensando más datos: — La pasada noche fue fantastica, si estubiste en ese salón de actos, como me has comentado, sabrás que habia un bufet enorme y una increible animación. Ella estaba extremadamente feliz. Y no parecia tener intenciones de fugarse, o algo por el estilo —

— De acuerdo. Según he escuchado, la señorita JunHee tiene un amigo que trabaja en el Hotel ¿cierto? —

Ha Yunho no se le escapaba ningún dató, y parecía estar más atentó de lo que mostraba.

— Sí, pero ya le pregunte a él ... ¡No hay nada que no haya hecho antes!. Él dijo que no sabia nada de ella desde esta misma tarde — Changmin se veia agotado y aflojó suavemente su corbata.

— ¿De que se trata ese amigo? — Yunho se sentó a su lado sobre la cama.

La presencia de Yunho junto a él era completamente fria y muy enigmatica. — El se llama Kim Junsu, trabaja como maître, lo que significa que esta siempre en el restaurante del hotel. Mantiene a todos con sus insufribles charlas, y no entiendo como puede tener ese puesto de trabajo... — Changmin movió su cabeza incrédulo.

— ¿Es como el mesero? — Yunho quedó un tiempo reflexionando.

— Es el responsable de los meseros —puntualizó — Increible ....— Changmin no pudo evitar reir.
Él siempre habia pensado que Junsu no podia ser responsable de nada….

— Quiero hablar con él ... — Yunho se levantó de pronto.

— Ya hablé con él, tambien con el jefe de recepción y el gobernante de este piso, incluso con el servicio de catering.—

— Quiero hablar con Kim Junsu ... — volvió a repetir Yunho.

No habia nada que le hiciera cambiar de idea….



~~~~~~~



Era de noche, pero el restaurante seguia tan en marcha como hacia unas horas antes.
Eso demostraba que aquella gente tenia sus extrenticidades...

Fue justamente en ese momento en el que ambos hicieron su aparición en aquel lugar, cuando apareció un llamativo chico que rápidamente se acercó. Tenía un aspecto bastante jovial como para ser un trabajador serio. Vestia un uniforme sobrio, de colores blancos y negros. Su voz chillona se hizo eco en todo el restaurante cuando comenzó a hablar:

— ¡Hola de nuevo Changmin! ¿Ya encontraste a JunHee? — le preguntó.

<<. Qué rostro más singular .>> pensó Yunho al echarle un vistazo. Tenia el cabello de un color castaño, con un peinado demasiado extrabagante y no muy formal. Sus labios eran gruesos, sonrisa amplia, y para añadir ... su trasero enorme.

— Por eso mismo estamos aquí — comenzó a hablar Yunho, sin dejar tiempo a que Changmin contestase (ambos uno junto al otro, como una singular pareja de investigación) — Soy Jung Yunho, y estoy al cargo de la investigación de la desaparición de la prometida de Shim Changmin, la señorita Shim JunHee —

Changmin intentó contener su risa y su rostro incredulo. Yunho dijo aquello con tanta seguridad que parecia real. Pero nada de lo que había soltado esa boca era cierto…

— E-Encantado de conocerle, Jung. Yo soy Kim Junsu, amigo de la pareja — se presentó Junsu, y extendió su mano — No sabia que se trataba de una desaparición — dijo mostrando cierta preocupación en su rostro.

— Asi es, una desaparición. — volvio a añadir Yunho con seguridad — Me gustaria que me dijeses todo aquello que te comentase JunHee, la última vez que hablasteis — Changmin pensó que a Yunho sólo le faltaba un blog de notas o pequeña libreta para parecer un detective de película.

— Le dije todo a Changmin — contestó Junsu con voz temblorosa. ¿Por qué era tan estupidamente transparente?. Yunho sabia que ocultaba algo entre sus palabras.

— Eres amigo de la mujer de Changmin, debe saber algo más. Escuchame, Junsu ... — se acercó lentamente — ella esta ahora desaparecida, me gustaria que dijeses la verdad — las manos finas de Junsu comenzaron a temblar sutilmente, Yunho parecia un hombre autoritario. Y tras esas palabras, Junsu habló bajando sus mirada:

— En realidad…, hay algo que no conte a Changmin — confesó.

— ¡¿Cómo?! — preguntó Changmin vociferando. Yunho tapo su boca con la amplia mano.

— Tranquilo ... — le susurró volviendo a descubrir su boca, haciendo que Changmin se tranquilizara, pero también se ofuscara interiormente por haber sido acallado de esa manera...

— No queria herir a Changmin ... — añadió Junsu, con una bondad insolita.

— ¿De que se trata? — le preguntó Yunho. Y ambos escucharon con atención:

— JunHee y yo somos cercanos, por lo que ella me habló de que se encontraria con un hombre hoy, pero no pensé que fuese algo grave...—

Changmin quedó petrificado tras aquella confesión.

— ¿Con un hombre? — preguntó Yunho soprendido.

— Sí. Lo conocio en el hotel — Junsu parecia estar extremadamente seguro como para estar mentiendo en ello ¿verdad? — Ella queria encontrase con él —

— ¡Ah! ¡¿De que demonios hablas?! — preguntó Changmin volviendo a alazar la voz.
No parecía consciente de que podia armar un gran escandalo en un lugar público como aquel restaurante.

De nuevo, Yunho extendio su mano, y apoyo uno de sus dedos sobre los largos labios de Changmin para que silenciara, cosa que Changmin hizo para no ponerse en evidencia.

— ¿Cómo se llama él? — le preguntó Yunho.

Junsu pensó durante unos segundo: — Suele frecuentar mucho el restaurante y la sala de juegos. Creo que se llama Kim Jaejoong — dijo rascando su nuca — Sí, ella iba a quedar con él —

Changmin estaba apunto de estallar o desmoronarse, aún no estaba seguro que opción tomar.

Yunho realizó unas pequeñas preguntas: — ¿Cómo una cita o algo así? —

Junsu asintió con la cabeza.



~~~~~~~



— ¡Miente! — gritó Changmin mientras junto con Yunho caminaban directos a la sala de juegos del hotel. Era una zona privada, y llena de juegos no aptos para ludópatas.

Los grandes pasillos de iluminado color blanco parecían hacer en el rostro de Yunho una firme y masculina silueta, que difería mucho de la enfurruñada y enfadada cara de Changmin a su lado.

— ¿Por qué lo iba a hacer? ¿Por qué iba a mentirnos? — preguntó.

— Pero es imposible — Changmin detuvo sus pasos durante unos segundos. Se sentía un idiota. Quería pensar que aquello era una gran mentira, pero tenía miedo que la desaparición sólo quedase en una estúpida traición. — Sí eso es verdad…, ese tipo será el culpable. Ella no se fue por voluntad propia con él — dijo convenciéndose de esa nueva teoría, retomando el camino.

— Según la descripción fisica que nos ha comentado Kim Junsu, él es un hombre atractivo. Hombros anchos, cintura fina, cabello castaño claro y corto, ojos grandes y labios carnosos — comenzó a describir recordando una a una las palabras lanzadas por Junsu.— Parece la descripcion de todo un mujeriego —

Changmin le dirigió una mirada casi asesina:
— Me pregunto como tendra la cara despúes de que nos encontremos ... — amenazó.

Yunho sonrió: — Aún no sabemos si lo encontraremos, puede que ella se fugara con él ... —

— ¡¿Estás de broma?! —

— Solamente pensaba… que si eres periodista, deberías saber hacer más preguntas… —


~~~~~~~



La sala tenía un extraño color negro y rojo, difería de los tonos dorados del resto del hotel.
Parecía una zona en la que se gritaba, por su estética, que sólo tenian acceso las personas arriesgadas y adultas.
Los diferentes juegos de mesa parecían ser todos estrictamente legales, y daba la segura sensación de estar en un palacio de fichas rojas y blancas, pequeñas ruletas, y juegos de cartas en grupo de hombres trajeados.

Era un pequeño casino en un gran hotel.

Como pincelada al escenario, no podía faltar un pequeño bar, con su larga y negra barra en la servían todo tipo de bebidas agrias. Apesar del aspecto más occidental de lo demás, sus bebidas eran en su mayoría marcas de licor coreano.

Changmin no sentía especial aprecio por aquella zona, le parecía que era prescindible en el hotel, pero ahora debía ir tras el rastro de un maldito mujeriego, por lo que su entrada allí fue completamente obligatoria.

Junto a él, aquel enigmático ‘detective’ al que acababa de conocer: Yunho, quedaba bien en cualquier escenario. Y no hubiese llegado a aquella pista sin su ayuda.


— ¿Por qué tengo la extraña sensación de que se trata de él? — preguntó Yunho, señalando la barra del bar donde se encontraba un hombre de lo más apuesto charlando sin parar con un grupo de elegantes mujeres.

Él era igual que la descripción.
Nadie más podía semejarse a ese hombre en aquella ensombrecida sala.

Changmin dudo si acercase o no, pero definitivamente siguió los pasos de Yunho hasta el individuo sentado sobre el alto taburete, mientras sostenía una pequeña copa en su mano.

— ¿Kim Jaejoong? — preguntó Yunho sin más preámbulos.

El joven hombre se giró sobre la silla y miró tras su hombro a Yunho. ¡Sus ojos eran enormes!
Changmin intentó no perder la calma, aquel tipo estaba allá sin su prometida… ¿No significaba eso un pequeño alivio?

— ¡Oh, Oh! ¿Me buscabas? — con aquello confirmó que se trataba de Jaejoong. ¿Quién sino iba a encajar a la perfección en la descripción? Las mujeres se dispersaron decepcionadas al verse ensombrecidas por los dos nuevos hombres de la sala. — ¿De dónde has salido tú? — le preguntó a Yunho, mientras le miraba de hito en hito.

— Soy Jung Yunho, investigo una desparición — se presentó.

Changmin rodo los ojos, aquello iba a ser duro de digerir…

— ¿Un detective? Creo que estoy en desventaja ... — comenzó a sonreír de forma perversa — y además no vienes solo…— hecho un vistazo al joven alto y ofuscado que estaba a su lado. Changmin era incapaz de borrar de su rostro un odio irracional.

Jaejoong dio un trago a su licor de arroz, y señalo el asiento libre que estaba junto a él.

— ¿Por qué no os sentais conmigo y os tomais unas copas? — su tono erótico hizo que el vello de Changmin se erizase en un escalofrió que recorrió su espalda. <<. ¡Este tipo es idiota! .>> pensó.

Sirvieron una fuerte bebida que Changmin pronto se llevó a las manos. Sabía que lo necesitaría.

— La desaparición de JunHee. ¿Le suena? — preguntó directamente Yunho mientras tomaba asiento. Changmin hizo lo propio, y se sentó junto a Yunho, tomando distancia de aquel individuo de mirada minina, pero sin perder detalle de sus palabras.

— Dejame pensar ... — Jaejoong hincó los codos sobre la barra del bar. ¿Tenia tantas citas que era incapaz de recordar? Eso parecía… De pronto sus ojos se iluminaron, sonrió de forma diabólica en sus carnosos labios y contestó: — Mujer alta, pelo ondulado fino y brillante, con un vestuario hermoso, y una alianza en su mano. Sí, sé quien es… — tomó otro trago, pero no estaba ebrio.

Changmin sintió el deseo de agarrar a aquel imbécil de su traje y zarandearlo. Sentía que se iba a derrumbar al escuchar la descripción y también se llevó otra copa al gaznate.

— Sabia que algo no estaba bien en ella — añadió Jaejoong asintiendo con la cabeza.

— ¿A que te refieres? — aquella última frase dejó a Yunho aún más curioso.

Incapaz de soportarlo más, Changmin abrió desesperado su boca:— ¿Dónde esta JunHee? —

— Eso mismo me pregunto yo — Jaejoong encogió sus grandes hombros. Comenzó a hablar con demasiada seguridad…: — Nos conocimos por casualidad en este hotel. Ella pasó con su increible silueta envuelta en saten, estaba perfumada hasta en las raizes de su cabello. Tuvimos un contacto visual, y pude notar lo que pensaba al verme ... ¡Qué descarada! —

Changmin apretó sus labios. Yunho sintió la extraña y dura tensión que se respiraba en la sala de juegos, y pasó su mano disimuladamente sobre el muslo de Changmin para que serenase durante aquel importante momento...

Jaejoong continuó ignorante: — Oh, cuando hablemos me dijo que se habia desecho de su prometido durante ese tiempo, y nos pusimos a charlar — las mejillas de Changmin cambiaron del color rojo al morada de la furia. Volvió a pedir otra copa de ese fuerte licor.

— Crei que sería interesante que llegaramos a más... ¿Por qué me iba a limitar simplemente a hablar? Ella parecia desearme completamente, así que comentó que de nuevo se ocuparia de entretener a su prometido para poder pasar un agradable tiempo en la suite esta misma noche — los ojos del menor no pestañearon — ¿Me entendeis verdad? — Jaejoong rió de manera molesta, presionando la situación.

Yunho tosió: — Entonces ¿Qué sucedio? —

— Ella nunca aparecio ... — suspiró decepcionado, o más bien, humillado. — Si quereis podeis comprobarlo, creo que tienen camaras de seguridad por la zona. Quede con ella a la puerta de mi habitación. La espere en el pasillo. Y ella nunca apareció. Así que no me sorprende que desapareciera. Sabia que no me habia dejado de lado..., por asi decirlo, ella estaba ardiendo en deseos de que la tocara —

Changmin estrelló sus manos en la barra al mismo tiempo en el que se levantaba.
¡NO PODIA SOPORTARLO! Todas aquellas palabras…

— Changmin … — susurró preocupado Yunho alzando su mirada.

— ¡Vete al infierno! — gritó Changmin a Jaejoong, con una voz tan masculina como amenazante.

Kim Jaejoong, quedó un tiempo en silencio, confundido…, completamente confundido. Sus pupilas redondas quedaron inmóviles mientras Changmin abandonaba la sala.

— Disculpame. — Yunho se levantó del asiento apresuradamente — Es el prometido ... — le comunicó. Aquello fue suficiente para que Jaejoong comprendiera aquella reacción…



~~~~~~~



— ¡Changmin! — le llamó corriendo tras él.

— Dejame en paz, Yunho — parecía que sus piernas caminaban a una velocidad abismal. Pero Yunho pudo tomar su ritmo y quedar a su lado — Queria darle un buen puñetazo a ese tipo de ojos grandes y mirada erotica. ¡¿Que se piensa que soy?!. — ¡Se sentía completamente humillado! Quería llorar, pero a su vez se veía incapaz de hacerlo en mitad de los anchos pasillos del Hotel — Maldita sea, he sido engañado como un estúpido — Changmin intentó no recordar toda aquella historia, pero las palabras seguían en su mente junto al licor — Seguro que ese Jaejoong sólo era la punta del iceberg, seguramente ella tenia más encuentros sexuales con otros. ¿verdad? — Changmin paró de pronto, estaba cerca de su habitación.

— Estas ebrio, Changmin — Yunho le asió de los hombros.

— ¡Sí, estoy borracho! — exclamó apartándose. — ¡Y quiero estar solo! o mejor ... ¡Yo tambien quiero tener ese tipo de encuentros! — ¿Changmin tenia ese tipo de crisis? Parecía tan sereno… en cambio, ahora estaba fuera de sí. — Voy a beber todo lo que encuentre en la suite. — amenazó acercándose a la puerta de la suite para abrirse paso.

— Changmin, escúchame — Yunho se acercó de nuevo y le detuvo. — Quiero seguir esta investigación. Quiero saber donde esta ella, si eso te calma — su voz era reconfortante.

— Ahora no me importa — contestó Changmin abatido.

— Si que te importa… — Yunho le miró a los ojos, y durante unos segundos él parecía ser su única salvación — Pero no voy a poder encargarme de eso mañana. ¿Lo entiendes?. Tengo otros compromisos — le explicó sin más. “Otro compromisos”, parecía una frase tan enigmática como su aura — Nos encargaremos a la noche. ¿Está bien? — Changmin fingía no importarle — Mañana por la noche, apareceré — repitió, dando una rápida media vuelta.

Su traje oscuro pareció disolverse en el gran pasillo…




- Continuará... -


COMMENTS: (1) ✿ - RESPONDER


@ Why Empty? [Capitulo 18]

• Indice de '「Why / empty?」'


Capitulo 6: "La visita inesperada" (Vol. II)


Le encantaba las cafeterías tan modernas como aquella.

El olor a café era exquisitamente dulce en aquella cafetería en la que Jaejoong había entrado casi con desesperación, pero pronto cayó en cuenta, y se moderó andando de nuevo con tranquilidad.

Pasó su mirada por las elevadas y pequeñas mesas redondas.
Quería saber quien era aquel que le buscaba con tanta urgencia, aunque tenía aquella extraña e inexplicable sensación (o deseo) de que fuese Yunho.

Súbitamente, una llamada le sobresaltó...

— Jaejoong-ah, siéntate… — escuchó.

Cuando Jaejoong dirigió su mirada a aquella voz, observó impactado a aquel hombre de cabellos negros, que sentado en una de las mesas le hacia un gestó para que se acercase.

— ¡Park! — exclamó al aproximarse a él. Aquel traje sólo hacia ver la versión adulta de lo que un día fue aquel rebelde e insoportable joven que había conocido.

— Aún continúo adorando que me llames así. — dijo — Siempre me hizo sentir superior, como en un alto cargo — sonrió ampliamente — Estoy bromeando — añadió al ver el rostro de falso enfado del mayor.

Jaejoong se sentó frente a él en la mesa. Todo estaba en calma.

— Jaejoong, sigues siendo hermoso —

Aquella inesperada visita sorprendió a Jaejoong, pero valoró aquel halago.

— Como amigo del pasado, no distes buenos ejemplos… —

— ¡Oh! Olvida eso, Jaejoong — batió las manos.
El café que estaba en la mesa parecía arder, y ni siquiera lo tocó.

Jaejoong pensó en las antiguas amenazas de Yunho, y la frase ‘Conozco a alguien del pasado’ parecía cobrar sentido en aquel momento: — ¿E-Eres tú ese tipo del pasado con el que Yunho sigue manteniendo contacto? — le preguntó directamente.

— Supongo. Yunho y yo, apesar de que ha pasado un tiempo, hemos hablado muchas veces. Soy el único con el que pude hablar de ciertos temas. — le contestó encogiendo los hombros.

— Es una sorpresa… — Jaejoong recordaba que Yunho no tenia gran apreció por él.

— Lo sé. Pero escúchame bien. Él y yo nos encontremos en ese momento en el tú le dejaste ‘abandonado’. Así que fue inevitable que habláramos tras eso. Yo le dije “Te lo advertí” y le abrí los ojos. Creo que se dio cuenta de tu traición después de hablar conmigo. No es porque él me contase con detalles lo que sucedió, yo mismo fui capaz de deducirlo… —

— Siempre alardeabas de conocerme bien… —

— ¡Por supuesto! Eras como mi ‘alma gemela’, durante un tiempo, y sabia muy bien como eras… incluso le advertí a él que tú le ibas a engañar como un estúpido — sus labios rojos dejaron escapar una sonrisa de añoranza.

Dirigió una mirada a Jaejoong, que estaba en silencio frente a él; y añadió rápidamente: — No voy a juzgarte. — sabía que sus palabras eran directas — He seguido tu carrera desde la distancia. Y eres increíble, Jaejoong. Entiendo que quisieras conseguir tu camino a cualquier precio. Incluso Yunho es un idiota que ahora piensa igual… —

De pronto los ojos de Jaejoong parecían preguntarle sobre eso sin necesidad de utilizar la boca.

— Hace unos días, Yunho me dijo que ya no se sentía tan traicionado por el pasado, y por esa vieja historia de que le robaras aquella vez... — le explicó — Ah, creo que él fue a uno de tus conciertos cuando me habló de eso. Quizás pensó que si ayudó a que te convirtieras en lo que habías soñado, ya nada importaba. A pesar de que le robaste a su familia. ¡Ah, Jaejoong! Eres astuto. —

Hablar de los ‘sueños’ le hacia recordar a antiguas conversaciones con Yunho. Jaejoong dejó escapar un suspiro. Ahora sentía que incluso el olor a café le haría desfallecer. ¿Por qué de pronto todo era responsabilidad y culpa suya?

— Él me amenazo con contar las cosas del pasado — se intentó justificar.

— Yunho estaría caliente… Y tú eres demasiado frío. Normal que cualquiera pierda los estribos contigo, Jaejoong ¿Qué le dijiste o hiciste para enfurecerle?— Park sonrió al ver que Jaejoong no había cambiado nada.— Él nunca sería capaz de decirlo. Y créeme cuando te digo que yo tampoco diría nada sobre eso. El pasado se deja atrás… — tomó la taza entre sus manos y la acercó a sus labios rojos para darle un profundo sorbo. (En realidad deseaba una fría cerveza, pero aquello tampoco estaba mal…)

Jaejoong observó como aquel pelinegro bebía con avidez, ¡seguía sorprendido por su traje oscuro y elegante! Normal que pasara desapercibido en el edificio de su agencia cuando había ido a buscarle. Parecía tener un alto rango...

Park dejó de nuevo la taza sobre la mesa, y Jaejoong reparó en el anillo dorado de su dedo anular: — ¿Estás casado? — preguntó sorprendido — ¿Dijiste a tu esposa que me follabas?.—

— ¡Aigoo! Sigues siendo un maleducado, como yo lo era — sus ojos rasgados se abrieron y se aseguró de que nadie los miraba.— Omití esa parte de mi vida cuando me comprometí. — rió sin poder evitarlo. — Siento mucho que te tratase de modo incorrecto en el pasado — recordando en ese momento… se sintió ligeramente sucio. — A veces las personas somos demasiado crueles... —

— En realidad, no fuiste tan malo... Entre todos esos bufones, hubo mucha gente peor. Mucho peor — Jaejoong cruzó sus piernas de forma masculina y miró durante un momento su moderno teléfono por si había alguna novedad inesperada, o quizás con ese gesto quería recordar a Park que ahora era una persona ocupada…

— Quería hablar sobre Yunho… —Park volvió a retomar el hilo de la conversación — ¿Recuerdas cuándo siempre estabais juntos en el pasado? Erais dos imanes. Os odiaba por ello. Y Yunho siempre te trataba excesivamente bien. Incluso te sacó de más de un problema… Tenías muchos problemas con esos jóvenes maleantes ¿Crees que ahora serán proxenetas? —

— Seguro. ¿Qué otra cosa más podrían ser? — Jaejoong no pudo evitar dejar escapar una risotada típica. — Pero, Yunho siempre trata bien a todo el mundo…. —

— … menos a la gente que te acosaba… —

Jaejoong recodó como Yunho le había salvado de algún que otro apuro.
¿Por qué aquella conversación le hacia sentirse tan culpable?

— ¿Tú también vas a remover el pasado? ¡¿Qué diablos os pasa?! No quiero que me recuerde esa experiencia. Y parece que es lo único que él sabe hacer.— Jaejoong intentó no elevar la voz en la cafetería, pero parecía imposible: — Estás comprometido. Deberías estar haciendo otras cosas en lugar de buscarme —

— ¿Crees que Yunho no se casara? — le preguntó. Jaejoong se sorprendió por aquel repentino tema. — Oh, él es un hombre. No es el Yunho al que engañaste, que era joven... Le has visto ahora ¿verdad? — (Sí, él le he visto. Incluso más de lo que debía) — En estos últimos días tiene citas a ciegas siempre, parece dispuesto a olvidar todo. “Es hora de borrar todo” ¡Ya era hora! Estaba tardando demasiado —le explicó Park, y Jaejoong parecía hacer un intento abismal por no mostrar ninguna expresión al escucharle. — Esta noche, creo que Yunho también tiene una de esas citas…—

Jaejoong endureció su pálido rostro.

— ¿Qué es esa cara, Jaejoong? — le preguntó sonriente (sabia que aquello le estaba molestando) — Eres prepotente, pero en el fondo de esa dura coraza increíblemente eres incapaz de olvidar todo lo bueno que Yunho hizo por ti. Él fue el único que nunca te trato como una ‘puta’ en aquel entonces, aunque… en cierto modo lo eras —

Aquellas últimas palabras ofendieron a Jaejoong.

— No sé si es correcto utilizar esa palabra en un chico. No lo es ¿verdad?. —Park se sintió desconcertado y apuró la taza — Siempre pensé que era curioso como una persona llega a una situación así. Quizás porque eras tan joven... Sólo te dieron un papel, y tú lo supiste interpretar en aquel entonces —

— ¡Oh! Pero Yunho me ha demostrado que no es tan diferente a los demás. Y yo no soy tan débil como antes. — <<. ¿Débil? ¿Cuándo lo fue? .>> — ¿Sabes con quien estás hablando ahora? ¡No puedes llamarme así! — replicó Jaejoong entre diente, y se acercó a Park sobre la mesa con una mirada profunda, pero igual de atrayente.

— Sólo he venido porque Yunho me preocupa un poco. Jaejoong-ah, siento ser tan directo como en el pasado. ¡Vamos! No frunzas el ceño — él acercó su dedo al entrecejo del mayor y lo removió para que dejase de lado aquella expresión — Él tiene un trabajo que mantener, logró que tus sueños se cumplieran, de una manera u otra, él te ayudó… y tú ahora le dejas sin un puesto tan importante… —

— Todos me echáis la culpa de su cobardía. — Jaejoong cruzó sus brazos — ¡Él mismo dejó de ser parte del elenco de baile! Yo no hice nada… —

La bailarina, Changmin y ahora él… todos le habían comentado aquella situación, y Jaejoong estaba cansado de quedar como un ‘tirano’.

—Seguramente lo dejó por ti ¡Jaejoong!— Park dio un golpe sobre la mesa, y Jaejoong se asustó.— Él no sabe que estoy aquí pidiéndote esto. Yo sé que tu tour llegara fuera del país, y sé el trabajo que Yunho desempeña. Él siempre deseó reunirse contigo de nuevo. Pero veo que las cosas no salieron bien. Me lo imaginaba... Pero ahora todos sus compañeros trabajan contigo, y él debe parar su carrera por ello. ¿Lo entiendes? — le explicó.

Jaejoong quedó pensativo durante un momento: — Quiero hablar con él… — dijo finalmente.

— Esta noche, será imposible… Lo sabes, ¿verdad? — Park elevó sus suaves cejas negras y sonrió cuando la expresión de Jaejoong cambió al recordar la cita.

Sabia que eso le molestaba a Jaejoong, era como una de esas tontas comedias románticas, y por eso a Park le divertía…

— Sí, además también va a ir a entrenar al parque de río Han, ya sabes… ese parque en el que tienen máquinas para ejercitarse — le comunicó (dejando caer aquel dato), mientras se levantaba. — Jaejoong, me encantó verte de nuevo. Bueno, siempre me gusta verte, y me gustaría hablar más sobre en lo que te has convertido con esfuerzo. Pero ahora me tengo que ir. Tengo cosas que hacer. —

— ¿Un amante? — bromeó.

Park rió al escucharle. El humor de Jaejoong seguía intacto: — Si — dijo sin parar de reír.

Jaejoong no sabia si la respuesta fue parte de la ‘broma’ o era un sincero “Si”. Siempre quedaba impresionado cuando veía de nuevo a Park tan crecido. Parecía ir bien las cosas en su vida, así que se alegró por ello.


Jaejoong se despidió, pero se quedó un tiempo más en la cafetería. Quería pensar unos minutos más sobre todo lo que habían hablado…




~~~~~~~


La noche era un buen momento para respirar entre la vegetación. Aquel parque estaba junto a las orillas del rio Han, así que el tiempo refrescaba cuando llegaba la noche.

Gracias a las iluminadas zonas, no era excesivamente peligroso pasar un tiempo por aquel lugar, y muchos ciudadanos acababan haciendo un deporte nocturno allá. También era perfecto para pasar desapercibido, y él se sentía cómodo pudiendo caminar con normalidad por aquella zona.

No podía creer que al final hiciese caso a Park, y había anotado mentalmente aquel dato que le había proporcionado en la cafetería por la mañana. Y ahora estaba allá, dispuesto a hablar de nuevo con Yunho. Se sentía estúpido, e inconsciente de que aquella nueva noche traería una nueva situación…



- Continuará... -



COMMENTS: (6) ✿ - RESPONDER


@ Why Empty? [Capitulo 17]

• Indice de '「Why / empty?」'


Capitulo 5: "Orgullo derretido" (Vol. II)


Aunque unos minutos atrás las involuntarias lágrimas habían cesado, el dolor aún estaba presente. Incluso cuando se levantó (después de estar recostado todo ese tiempo), sus piernas balancearon y sus pies descalzos dudaron sobre el suelo.

— Idiota… Debí hundir mi rodilla entre sus piernas — criticó Jaejoong en voz baja mientras comenzaba a vestirse, aunque sólo fuese ligeramente; pues era realmente incomodo ver su piel enrojecida e invadida por las marcas de largos dedos.

Oh ¡¿Por qué seguía teniendo aquel aroma su habitación si él ya se marchó?! Después de escuchar aquellos reproches, se preguntó si en cierto modo merecía aquello. Aún no lo sabía…

Estaba consumido, al igual que si hubiese estado en una extraña maquinaria que le pulverizo.
El cuerpo aún dilatado le hacia odiar más aquella situación. Esa sensación… no era nueva…, pero si era algo frustrante.

No podía creer que sus ojos se hubiese enrojecido delante de Yunho, y mucho menos que hubiese llorado sin más. Jaejoong se sintió ridículo. Pero era incapaz de olvidar el único y cruel beso inicial que recibió de aquella boca que después le evadía.

Difería mucho del pasado, y quizás debía admitir que era extremadamente sensual.

Se dio cuenta de que por más que frotaba y frotaba sus labios con el dorso de la mano, no desaparecía aquella hormigante sensación de ellos…


Cuando Jaejoong comenzó a andar de nuevo (para dirigirse al aseo sin demora), sintió algo rugoso y puntiagudo entre los dedos de su pie.

Bajó su mirada, alzó el pie, y observó que había pisado aquel trozo de papel, que antes él mismo había dado forma de pequeña esfera.

<<. Aún continua esto aquí… .>> pensó Jaejoong, recordando como lo había lanzado sobre el rostro de Yunho antes de que éste se marchará de manera atropellada de su casa...

Cuando lo desdobló, intentó de nuevo comprender cómo Yunho había mantenido aquello.
Él no hubiese guardado algo del pasado. Después de tanto tiempo, podría simplemente haber tirado aquel trozo desleal de papel a la basura, por lo contrario, Yunho lo había mantenido como algo importante... (la nota de despedida que Jaejoong había escrito).

Aquello hizo pensar durante unos segundos a Jaejoong; se dirigió a uno de los cajones de la cómoda de su gran habitación, y guardó su propia nota del pasado en ella... Quizás, había recuerdos que valían la pena mantener.

Tocó sus mejillas y su nuca. Estaba ardiendo.
Ni el agua iba a lograr que bajase aquel ardiente dolor...




~~~~~~~



Deambuló por los pasillos con tan ‘poca alma’ que arrastraba los pies consigo.
Todos los del edificio, acostumbrados a otra faceta de él, repararon en su aspecto poco jocoso.


Al entrar en el estudio el sonido de un chasquido hizo eco.

Aquel ruido se trataba de Changmin, quien sentado había separado ambos palillos de su inmenso bol de ramyeon, llevándose a la boca los rizados fideos con voracidad antes de verle entrar...

— Jaejoong — sorprendido dio otro fuerte sorbo mientras hablaba con mejillas llenas: — Es un nuevo sabor. Me lo compraron. ¡Está delicioso! Podría comerme cinco como éste…—

Jaejoong entró con aquel aspecto deprimente.
El estudio de música parecía estar tomando un descanso.

— ¿Ocurre algo? ¿Ayer tuviste un mal día? — le preguntó Changmin preocupado, pero sin dejar de comer ni por un segundo — Ahora mismo estaba grabando parte de la canción que realizaste, hyung. ¡Tiene un sonido tan fuerte! Creí sinceramente que eso te haría feliz — explicó, pero el rostro de Jaejoong estaba neutral, extrañamente pacificó — Si te encontrabas mal, no hacia falta que vinieses —

Cierto, se encontraba realmente mal por inconfesables motivos…

— Por supuesto que tenía que venir. Me estas menos preciando — contestó al fin.

¡Por supuesto que él debía estar allí! Apesar de haber amanecido como un verdadero ‘zombi’ y parecerle que todo lo sucedido con aquel moreno, ahora casi ‘desconocido’, había sido una especie de sueño erótico del que aún tenía extrañas consecuencias...

Changmin hizo un ruido con su boca al sorber de nuevo la comida: — No hables más… — dijo adivinando los pensamientos de Jaejoong con sólo mirar su nueva expresión: — Yunho —

¡Bingo! Había adivinado por completo la causa de aquella expresión, y ni siquiera Jaejoong pudo negárselo al escuchar aquel nombre.

Changmin continuó seguro: — Desde que él apareció estás de lo más extraño, Jaejoong. Es un buen tipo, así que no sé donde esta el problema —

<<. Todo él es el problema .>> pensó Jaejoong, pero simplemente contestó:
— No quiero que forme parte del espectáculo. Él… me recuerda muchas cosas…—

— ¿Te hizo algo malo en el pasado? —

<<. En realidad, fui yo quien lo hizo .>>
Pero de nuevo era incapaz de hablar con franqueza: — No —

— No sé que es ‘eso’ que te provoca tanta negación del pasado — habló señalándole con los palillos que sostenía entre sus dedos — Pero él es realmente bueno en lo que hace, ¿por qué eres tan déspota? —

— Oh, ¿Déspota? — Jaejoong sonrió impresionado — Es mi concierto…Será parte de mi autoridad decir y decidir como me siento mejor. — sin desearlo sus palabras soberbias confirmaron lo dicho por el menor. — Y Yunho me pone nervioso. No quiero imaginar como será todo encima del escenario. Él ha sobrepasado todo límite… — en su mente llegó una rápida imagen de anoche, y tuvo que esforzarse por no enrojecer de pudor y rabia — Quiero que se marche —

— ¡Qué despiadado! — casi se atraganta con los fideos al escuchar aquellas frías palabras.

— ¿Despiadado? Oh, Changmin, ¿Desde aquella noche en el club, en la que yo bebí demasiado, vosotros dos habéis forjado una amistad o algo así? — Jaejoong le miró inquisitivo.

— Algo parecido… — terminó de toser y removió con los palillos la poca comida que quedaba — Además, él estuvo por el edificio esta mañana, así que… si, hemos hablado — aquel dato paralizó a Jaejoong — Si quieres preguntarme por qué vino hasta acá, no lo sé. Pero si llegó hasta aquí fue para hablar con alguien, eso es seguro… —

Jaejoong se quedó un tiempo en silencio. ¿Realmente Yunho había aparecido por allí? No sabía por qué aparecería por el edificio de la agencia, ni cuál seria su cometido.
Aquel dato le hizo pensar en posibles respuestas y conjeturas durante unos segundos.

— Seguramente se adelantó a tus pasos, y él mismo se retiró de su puesto. — Changmin dio una hipótesis bastante buena — Sería una verdadera lastima. ¿Le has visto bailar? — dijo con un mohín de tristeza.

Sí, la pasión de Yunho al bailar era innegable.
Y aquella opción dejó aun más desconcertado a Jaejoong...

— Él es un buen bailarín, y yo soy un buen cantante, ¿no lo crees? — Changmin comenzó a hablar de nuevo— Quizás deberíamos ser un dúo. Debería proponer eso… ¿Te lo imaginas?—

Jaejoong comenzó a reír falsamente, con su mano en la boca: — Imposible… — dijo tajante (aunque en realidad la imagen de ellos dos era bastante buena) — Realmente se nota que no sabes como es Yunho en realidad, créeme…, no trabajarías con él… — volvió a enrojecerse.

— ¡Qué curioso! Él dijo algo semejante de ti —

— ¡Eso es lo que me molesta! — (Que Yunho dijese ese tipo de frases a otras personas, era como ponerle entre afiladas espadas. No quería que Changmin supiese más de lo que debía…) — Me molesta que diga esas cosas —

Changmin observó el rostro preocupado del mayor (que comenzó a morderse el rosado labio inferior con fuerza).

— Sólo pienso que, tus actuaciones llegaran fuera de Seúl, puede que llegues a realizar en Daejeon, Gwangju, Daegu, Busan incluso fuera del país, y sería una buena oportunidad para alguien realizar un trabajo tan extenso. Con eso me refiero a Yunho. Pero… sí es lo que quieres hacer. Está bien. Échale de su puesto. Ahora tengo que grabar de nuevo — Changmin caminó con su estomago lleno, pero inexplicablemente delgado.



~~~~~~~


A pesar de ser la segunda fecha prevista, Jaejoong había sido incapaz de hablar para retirar completamente a aquel elenco de baile (quizás por qué podía intuir la respuesta); y de ese modo regresó a aquella incomoda situación en la que debía encontrarse con aquel grupo, para la realización de aquel nuevo concierto.

Estaba más nervioso que antes, y mucho más incomodo, desde el último incidente con Yunho.


Aquel equipo de baile permanecía de lo más alterado en la pequeña sala de preparación, y Jaejoong intentó no prestar atención a sus revueltas y preocupadas voces, ya que sabia que (si Yunho estaba entre aquel grupo de personas) sus ojos serian incapaces de mirarle después de lo sucedido aquella pasada noche, de la cual aún podía recordar sus preguntas, su enfurecida indignación, y su acechador y cálido cuerpo sobre él. Parecía incapaz de borrarlo de su memoria (Yunho podía ser más terrífico de lo que había imaginado, supuso que su apariencia adulta infringía más miedo que antes).

Jaejoong prefería no prestarles atención. ‘Prepararse para lanzarse al nuevo escenario’, eso era lo más importante en aquel momento, y lo único de lo que debía preocuparse. Por lo que simplemente se acomodó la ropa y bromeó con el personal para distraerse definitivamente.


Aquella típica escena incomoda no sólo se veía en la ficción…, y su corazón nervioso latía de forma real. ¿Cómo iba a mantener la compostura si le veía de nuevo? Quizás, Jaejoong no debía preguntarse más aquello. La solución había llegado en ese instante en el que salió a los angostos pasillos blancos del backstage…

Jaejoong se disponía a preparase para la introducción, iba directo a ello, pero unos pasos tras de sí le hicieron palidecer. ¡Eso parecía imposible! Jaejoong, el hombre de piel blanca, podía palidecer aún más, pareciendo un muñeco de fina porcelana al escuchar unos pasos decisivos y cautelosos tras su espalda.

Jaejoong volteó rápidamente, deduciendo que Yunho le había seguido a hurtadillas preparado para decir alguna nueva frase después de todo lo sucedido... ¿Un ‘lo siento’? ¿Una nueva amenaza?.

Por un instante aquel pasillo le pareció más estrecho…

— ¿Qué has hecho con Jung Yunho? — escuchó la amenazante pregunta femenina nada más voltearse.

Aquella menuda chica se había escabullido del grupo de baile y se había dirigido a Jaejoong con voz directa. Él la había reconocido al instante. Ya le había visto anteriormente, pero no le había prestado mucha importancia, salvo por sus prominentes caderas y ojos finos como sensuales rayas. Ella le señaló con su dedo sin temor. Por un momento, Jaejoong pensó que era una atrevida.
— Es extraño que Yunho no quiera venir. —continuó.

Jaejoong parecía confundido. Observó rápidamente al grupo de personas que se encontraban no muy lejos, en el pasillo. Nadie tenía aquella extraña aura carismática que sólo Yunho podía desprender cuando estaba cerca...

Ella, quien también estaba preparada para el concierto con un ligero vestuario, miró a la ‘estrella’ con cierto odio: — También es de lo más sospechoso que en el anterior día no realizara en el escenario. — recordó más preocupada — En todo el tiempo que le conozco, sé que él nunca hubiese dejado de lado su trabajo. Yunho es una persona responsable. Incluso le he visto trabajar con altos grados de fiebre sobre su frente. —

¡Oh! Hablaba con tanta seguridad y conocimiento de Yunho, que simplemente era irritante.

— No tengo nada que ver con eso… —
Jaejoong negó con la cabeza y su rebelde cabello corto se meció.

Desvió su mirada y suspiró; <<. ¿Yunho no apareció hoy? .>> pensó. Tal y como Changmin había deducido, parecía que el moreno había renunciado aquella mañana…

Por un instante, Jaejoong se sintió decepcionado...
Duro, como el hierro, Yunho había sido capaz de entrar en su casa con fuerza, de tirarle sobre la cama y repróchale cientos de cosas pasadas, pero ¿su dureza se había fundido en un instante?

Supuso que, después de que se funda la valentía y la dureza de uno, lo único que queda es la vergüenza por sus actos….


— ¡Le costo mucho llegar hasta dónde esta ahora! Y él nunca ha tenido tantos problemas como contigo. No dejare que hundas a Yunho Oppa — la confirmación de que se trataba de la misma chica que en el concierto anterior era su chillón ‘oppa’ tras el nombre de Yunho, de la forma más cercana que era capaz de calificarle…

¿Hundirle? ¿Desde cuándo había sido aquella su intención?

Jaejoong debía sentirse aliviado. Su cuerpo no había parado de transpirar nervioso por la incomoda situación, pero ahora, sin Yunho, su cuerpo debía volver a su estado original.

En cambio, aquella extraña sensación de incomodada se volvió una insólita sensación de preocupación…


~~~~~~~


Había caído la entrada de sus manos, se arrodilló para buscar atentó aquel trozo impreso, por el suelo del edificio cúpula en el que encontraba. “Kim Jaejoong Concert” se leía con unas letras hangul enormes. Lo demás que ponía en aquel papel no importaba, aquella frase era suficiente para que la gente comprase aquello sin dudar.

Tenía muchas ganas de ver aquello con sus propios ojos y utilizó la entrada para poder acceder definitivamente al interior donde la gente ya se había aglomerado en las primeras filas.

Podía ver (tras las lentes oscuras) aquellas exaltadas personas frente al escenario, que esperaban con emoción.

Yunho podría haber accedido sin aquella entrada, pero ya había renunciado a ese privilegio…


No tardo mucho en llenarse aquel lugar con un gran numero de personas, hasta rodearle unas mujeres que hablaban emocionadas en otro idioma (que él desconocía).
¡Jaejoong era increíblemente famoso!. Mucho más de lo que lo había sido en boca de otros en las calles de aquel distrito... aunque fuese otro tipo de ‘popularidad’...

Las luces se atenuaron, y solamente estaba iluminado el escenario con increíbles focos.

Cuando Jaejoong apareció, un sinfín de aplausos y gritos rebotaron en todo el recinto.

Desde su posición podía observar el escenario, y podía ver a Jaejoong con bastante claridad (aunque las lentes oscuras no eran de mucha ayuda). Estando él camuflado entre la gente le podía ver sobre el escenario…Su ropa oscura, y su piel blanca; como el ángel de las sombras con voz vibrante y fuerte.

Si, era aquel mismo al que había desnudado y mantenido bajo su cuerpo la noche anterior….

Sus movimientos al tomar el micrófono eran seguros, y la primera melodía, la primera canción, empezó a inundar los oídos de Yunho.

¿Qué era aquello? ¡Jaejoong parecía ser un pájaro sobre el escenario!
Sus ojos fijos, su voz fuerte, sus movimientos ligeros. ¡Era libertad!.

Yunho nunca había visto cosas semejante. Jaejoong era excesivamente libre.

El grupo de baile apareció tras él, y por un momento se imaginó ahí. Pero… sabía que eso no iba a suceder. Las cosas entre él y Jaejoong eran un cumulo de cosas inacabadas. Y aquella misma mañana, él había renunciado, avergonzado por sus actos.

En esa oscuridad, que sólo era iluminada por luces en movimiento, Yunho entendió el sueño de Jaejoong mejor que con cualquier palabra. Jaejoong era libre de toda preocupación, movía sus cabellos cortos al son de la música, y deslizaba su moderna ropa. Cuán triste había sido en el pasado, ya no parecía importarle ni lo más mínimo...


~~~~~~~

No esperó a que terminase el concierto, se escapó entre la gente para salir de allá mientras la música continuaba sonando. Y una vez fuera, las nocturnas calles continuaban frías e iluminadas… Yunho ajuntó y calentó sus manos mientras caminaba por ellas.

Su mente era un revoltijo de pensamientos junto a la música y la voz de Jaejoong. Todo seguía retumbando en su mente junto con el sonido de la guitarra eléctrica…

Aún no lograba olvidar aquella frase jadeante: “¿Qué diferencia hay entre tú y los idiotas del pasado?”, esa que le había preguntado Jaejoong con odio. Era verdad…, se había comportado como un canalla. Jaejoong lograba sacar lo peor de él de manera fácil...

Yunho era un hombre débil por las palabras de la víbora boca del mayor.

Y ahora, tras ver en directo los sueños de Jaejoong, se sintió más culpable.

No quería que Jaejoong recordase su pasado, ni esos malos momentos que había vivido (y de los que Yunho era consciente) pero inconscientemente le había tratado de ese modo... Se acostó con él del mismo modo en el que cualquier persona del pasado lo habría hecho…

Su condición de hombre era aún peor en auto-control que cuando era más joven.
¡Sonaba algo increíble! ¡Insólito! En ese caso, prefería seguir siendo un ‘niño’.

No podía seguir formando parte del trabajo de Jaejoong después de eso. Yunho era un hombre bastante cabal. Sólo quería que Jaejoong le recordase a él… Odiaba su indiferencia, y tenia una extraña mezcla de rencor.

Aunque inconscientes personas pensaban que el rencor se olvida o se borra, en el fondo de uno mismo descubren que hay traiciones incapaces de ser borradas.
Y Yunho aún recordaba la traición de Jaejoong con bastante claridad, sin importar que tan joven e ingenio hubiese sido.

Quizás era hora de borrarle, de borrar todo aquello...


~~~~~~~


Las semanas eran como breves horas que finalizaban velozmente…

Pronto debería hacer más costosos viajes, y tampoco quería imaginarse el tiempo que le tomaría estar lejos del país. En todo aquel periodo, él no había vuelto a ver a Yunho.

Era difícil hacer como sí Yunho nunca hubiese reaparecido en su vida. ¡Era realmente difícil!
Si había aparecido, con una introducción bastante inesperada, y unas acciones diferentes. Incluso habían compartido una intima y forzosa relación de nuevo, así que era difícil, incluso para alguien como Jaejoong, hacer como sí eso no hubiese sucedido...

Lo días habían pasado. Imaginó que si Yunho renunció, y casi desapareció, era como una clara respuesta de que sus amenazas y extorsiones anteriores se habían desvanecido por completo.

En parte, Jaejoong tenía una gran razón para estar tranquilo, pero…. no lo estaba.

No podía olvidar aquella noche, sus reproches, ni el ardiente calor que desprendía. Aún era capaz de sentir su beso y su sangre sobre la mejilla... ¿Por qué Yunho le había hecho aquello? Parecía una disparatada maldición.

Él tenía muchas (y extrañas) razones para odiar a Yunho, pero ser incapaz de olvidarle era ahora la razón principal...


~~~~~~~


— Con todo el trabajo en estos últimos días, pensé que siempre tenias algo de tiempo para divertirte — dijo Changmin mientras entró a la par con Jaejoong en edificio donde se encontraba la mayoría de los estudios y salas en las que trabajaban.

Jaejoong se alegraba de compartir trabajo y genero con aquel endemoniado joven.

Changmin movió el cuello y el mayor logró escuchar un crujido procedente de él. Había trabajado arduamente, y Jaejoong siempre pensó que sus notas altas reventarían su garganta. Changmin tenía una voz desgastada cuando hablaba:

—Vi que había un salón recreativo, con juegos, bastante tranquilo. Creo que seria bueno jugar un rato allí, bueno… siempre que tengamos un tiempo — realmente aquel adulto, alto y con cara infantil parecía entusiasmado a la vez que agotado, pero sus aficiones despreocupadas seguían siendo esas…: — Estás demasiado ausente estas semanas, y sé que te gustan esas cosas, Jaejoong —

— Lo haces por ti, Changmin... A ti también te gustan esas cosas… —

Así era, jugar en las máquinas recreativas era una afición en la que Jaejoong siempre se divertía, por lo que Changmin deduciría que si Jaejoong negaba esa distracción sería porque estaba más ausente de lo que había imaginado…

No era el Jaejoong mordaz que conocía, y no estaba seguro de si al pincharle sangraría o simplemente se deshincharía al igual que un globo.


Unos ruidosos tacones distrajeron a ambos.
Una mujer de gruesas gafas se acercó casi sin aliento:

— Jaejoong, no hace mucho… un hombre llegó hasta aquí preguntando por usted. — le comunicó la trabajadora velozmente, y casi perdía los papeles que sostenía en su mano — Como no estabas, me dijo expresamente que te comunicara que estaría en la cafetería que está justo enfrente del edificio. Dice que quiere hablar contigo, urgente. —

— ¿De quien se trata? —
Jaejoong vio temblar a la mujer cuando preguntó aquello.

— Oh, discúlpame, pero él no me dio su nombre. — ella era la persona más despistada del planeta. No sólo había recibido órdenes de cualquiera, sino que había olvidado lo más esencial: preguntar quien era.

Jaejoong esperó una descripción, que ella se apresuro a dar: — Tiene el cabello oscuro, y es singularmente apuesto. Me dijo que le conocías, y tenía que hablar contigo urgente. — repitió.

<<. Yunho .>> Podía tratarse de otra persona…, pero con aquella descripción, en la mente de Jaejoong sólo aparecía Yunho (éste era ‘apuesto’ a los ojos de cualquier mujer).

Agradeció rápidamente antes de salir en volandas del edificio, sin escuchar las preguntas y gritos de Changmin.

Ni él mismo sabía por qué tenia ganas de ver a aquel ‘fantasma del pasado’ (como ya le había llamado en alguna ocasión). Pero en su ausencia, no dejaba de pensar en ello…


~~~~~~~


Entró apresuradamente a aquel distinguido y silencioso café…



- Continuará... -




COMMENTS: (3) ✿ - RESPONDER


- FanFic / Mis Conclusiones - [Actualización]
25 de enero de 2014 @ - FanFic / Mis Conclusiones - [Actualización]


- FANFIC

*Actualización* Why empty? [YunJae] Capitulo 15
*Actualización* Why empty? [YunJae] Capitulo 16 (I)
*Actualización* Why empty? [YunJae] Capitulo 16 (II)





- Hola, de nuevo ~

¡Hola! ¡Cuánto tiempo desde la última actualización!

Me siento un poco avergonzada por ello, no me gusta dejar tiempo colgada una historia por que se pierde el ‘hilo’ de ella, pero en realidad no había tenido tiempo suficiente para escribir.

Estos últimos días hice un hueco y comencé a realizar la continuación del serial abierto “Why / Empty?” y como hacia un tiempo que no había escrito, sólo me centre en el serial y no pude hacer otro fanfic.

Me puse a escribir y finalice este capitulo 3, junto al 4 (en el capitulo 4 me extendí mucho y quedo en dos partes) ¡Así que hice una actualización larga que espero que compense todo este tiempo desaparecida! ^^


- Mis pensamientos sobre “Why / Empty?”

[¿Por qué ese titulo? Dividido en dos.]

1) Why, es una pregunta de por qué Jaejoong se dedicaba a la prostitución, por qué se había mentido en tantos problemas, por qué comenzaba la historia. Y todas las preguntas que Yunho tenía.

2) Empty, es la segunda parte, un vacio personaje, siempre quise hacerlo, y muchas veces Jaejoong se muestra vacio. Creo que la pregunta sería: ¿Alguien con sueños cumplidos, puede amar de nuevo a alguien del pasado?

O eso fue lo que pensé antes de comenzar la historia…



No me siento especialmente feliz con estos capítulos, pero bueno… No pude hacer más. *Estoy dispuesta a recibir insultos* (LOL) Esta era mi idea inicial por muy loca que parezca. En el Capitulo 3, ‘Acorazar el corazón’ hace alusión al cambio de personalidad de Yunho (por lo que se entiende más sus acciones en el Capitulo 4), eso no significa que deje de ser un personaje bondadoso, en realidad, Yunho nunca podría llegar a ser extremadamente malo en esta historia, pero creo que él esta cansado, yo también estaba cansada de verle ‘buenazo’ y pensé que todas las personas se cansan de ser buenas, sobre todo cuando le hacen daño, así que Yunho se cansó, quiso ser duro, y lo consiguió (?).

Ser duro no siempre significa ser menos tonto, Yunho es un personaje ingenuo por seguir queriendo (cosa que demuestra sin querer) a Jaejoong que es un personaje bastante ruin. Esto me hace pensar que el amor no sólo es ciego, sino también ignorante y estúpido. Pero Yunho fue algo duro, porque para extorsionar o chantajear a alguien se necesita cierto punto de dureza, al menos, yo soy incapaz de extorsionar.
Y ¿Por qué lo hace? Es obvio. Siente algo por él, y se ve una y otra vez vilipendiado por Jaejoong. Pero creo que en el fondo Jaejoong siente algo por Yunho, no creo que sea capaz de olvidar lo que Yunho hizo por él en el pasado, y quizás tiene pequeños recordatorios sobre ello, como se ve en estos capítulos.

Creo que Yunho se dejo llevar por el impulso, bastante masculino y lujurioso, incluso desesperado, y comenzó a hacer cosas que quizás él no habría hecho en un estado ‘frío’, pero Jaejoong le provoca demasiado. Todas sus frases, desde que comenzó esta historia, están llenas de sentidos ‘malévolos’ que me hacen enfurecer incluso a mi.

"Pero, eso no significa que tú fueses el último" (una de las frases del capitulo)
*Jaejoong quieres morir*

Si, saco mis propias conclusiones de unos personajes que se escapan de mí, y actúan por sí solos.

Debería advertir que aparece lemon. ¿Por qué? No lo sé, sinceramente sentí que estaba inspirada para escribirlo y lo hice (sé que es muy arriesgado). También añadí alusiones al Vol. I … espero que aclaren algunas cosas que no se pudieron aclarar antes.

Cuando en el Capitulo 3, Yunho dice que aún conoce a alguien del pasado, ¡es cierto! Por favor, estad atentos.

Sé que ambos parecen alejados, pero me gusta los problemas, porque después siempre llegan las reconciliaciones (?) o no. Como se ven seguido debido a sus trabajos, ahora en común, veremos que sucede entre ambos…

Quiero tener la oportunidad de poder poner más cosas en la trama y poder llegar a un interesante final, por favor, tener paciencia conmigo ^o^



- En estos días...

El mes pasado comencé a realizar un taller de escritura, no lo comente por que es bastante vergonzoso, pero muy interesante. Además me di cuenta que a los ancianos les encanta LOL Me sentí fuera de lugar. En realidad, no escribo bien, pero extrañamente me gusta hacerlo. (También leer) Sin darme cuenta en mis tiempos libres estoy escribiendo alguna tontería, y realizando fanfics como estos también (hahaha) así que comencé a realizar escritura creativa. Es bastante divertido, pero también me doy cuenta que soy muy cerrada a la creatividad, y pecadora en mi ortografía. No sabia muchas de las cosas que comencé, y todavía no sé diferenciar el “cliffhanger” de “macguffin” que fue lo que recientemente aprendí y ya casí lo olvido HAHAHA. Si os gusta escribir os aconsejo realizar los talleres.

Me es muy interesante aprender sobre escritura, y apesar de eso, seguir sin tener ni idea.


Últimamente escucho sin parar “Something” (TVXQ), creo que la canción y concepto a superado mis expectativas, sí, no lo puedo negar, siempre me gusta todo lo que los chicos lanzan, pero “Scream” fue una de las canciones que más me gustaron del dúo, pero ahora… “Something” me tiene enganchada.
¡Seguro que tenéis alguna favorita!






Estoy realmente feliz de que todos los chicos cumplieran 10 años en el mundo de la música, y espero que disfrutemos muchos más con ellos *me pongo sentimental* Pronto será el cumpleaños de Jaejoong (bueno, ya es su cumpleaños), así que también me siento muy feliz por él; ♥ Es difícil tener un favorito en este grupo, pero Jaejoong quizás es mi favorito… (?), y demuestro mi amor por él escribiéndolo como un verdadero cabrón en las historias ;_; *qué bonito* hahaha


-------


yunho kim, te gusta mucho el YunJae ~ Es una pareja muy interesante, pero en esta historia ambos son unos cabezotas, no hay muchas cosas dulces, me siento un poco triste por ello. ^^” Muchas gracias por tus comentarios *abrazo grande*

Belen ~ Espero que tuvieses un buen comienzo de año. *-* Muchas gracias por tu comentario. La verdad, es que soy horrible conmigo misma, no sé si te sucederá…, pero uno mismo nunca valora lo que hace, a mi me sucede constantemente. Siempre pienso que hago todo mal, aun así, pongo las cosas y las historias sin vergüenza LOL Fue extraño que ese drabble saliera romántico, soy romántica, pero… todo lo que sale de mi es lo contrario hahaha y mira que le pongo intento y esfuerzo, pero soy una negada. Gracias por tus palabras ^^ y siempre pasarte a saludarme, eres un cielo♥; A mi el JaeMin me gusta y por eso los utilice en el concurso, pero es verdad que Jaejoong y Yunho son una buena pareja, se ajustan bien él uno con el otro, por eso están en mis couple favoritas. La que nunca le hecho mucho caso es al JaeSu, me resulta un poco extraño, a pesar de que una vez leí un fanfic bastante bueno de ambos. Fue una excepción, estaba muy bien. Otra de las parejas que nunca suelo leer es la 2U, Yunho y Yoochun, lo veo tan extraño por su aspecto físico, y si la historia esta próxima a la realidad, me parece mas extraño ~ Universo alternativo, puede ser, muuuy alternativo LOL ¿Tu favorita es el YooSu? Lo que me gusta del YooSu es el personaje que siempre le toca a Junsu, suele ser vivaz, así que adoro a Junsu, siempre es amor ~ y no lo imagino actuando de forma malvada. ^^



Bueno, eso es todo. Siento haberme extendido… ^^ Pero me gusta mucho ‘hablar’ sin parar.
Gracias por pasaros por aquí ~ * Nos leemos.




COMMENTS: (1) ✿ - RESPONDER


@ Why Empty? [Capitulo 16 (II)]

• Indice de '「Why / empty?」'


Capitulo 4 (II): "Peligrosa proposición" (Vol. II)


Yunho entró en la habitación, sin ningún tipo de permiso. Únicamente la habitación de Jaejoong era mucho más grande que el apartamento en el que había vivido años atrás, y una gran cama de tonos oscuros, era lo más llamativo, sin duda…

Todo estaba decorado de pequeñas pertenencias del mayor, incluidos álbumes de música en el que Yunho, acercándose a ellos, observó a Changmin en una de las caratulas:

— Changmin es un buen tipo, agradable, es muy contrario a ti — comentó mientras señalaba aquella imagen de aquel esbelto y singular chico.

— ¿Qué clase de comparación es esa? — Jaejoong parecía molesto, y dejó caer sobre la cama aquella vieja nota con la que se reencontró y que había llevado en su mano todo ese tiempo.

— Sólo quiero hablar contigo — le tranquilizó Yunho mientras deambulaba curioso por aquella personal sala....

— De acuerdo —

Yunho se giró y entre las luces de la habitación fijó sus ojos directamente en Jaejoong; de ese modo casi podía recordar aquella última vez que le vio. Aquella noche en el que un joven Jaejoong se removió sobre él, parecía tan lejana y a la vez, tan próxima en sus recuerdos….

— La última noche, decías que me querías, o algo similar. Fue algo que me marco…, quizás por que fue algo que nunca me había sucedido antes. Tú eras un chico, y además con un extraño currículum, a pesar de eso, tenias cosas excesivamente buenas también. Y después de que te marchaste, difícilmente lo lograba olvidar… — parecía comenzar a hablar con calma — Recibí esa nota, y la guarde como un estúpido recuerdo entre tantos que en mi mente habían de ti. — ¿Volvía a ablandarse? Aquello no congeniaba con su aspecto exterior en absoluto. No quería verse bondadoso como siempre. Hizo acopió de su enojo, y tomó directamente a Jaejoong de los hombros: — Pero ¡¿Tan fácil es para ti olvidar?! — con sus manos sobre aquellos enjutos hombros, impulsó el cuerpo de Jaejoong con un fuerte empujón, y éste cayó sobre la cama de forma precipitada.

— No. No es fácil olvidar. ¡También me gustabas!. — Apenas le dio tiempo a reaccionar, en un solo movimiento inesperado ya se encontraba sobre la cama, y el cuerpo ancho y amenazante de Yunho se había posicionado sobre él, ensombreciendo la luz...

— Mentiroso. — gritó Jaejoong impresionado — Yunho, eres un sucio mentiroso. — repitió batiendo las manos mientras su coreano se trababa: — Me dijiste que no sentías nada por mí. Y ahora estas aquí, en mi habitación, encima de mi, enfurecido por lo que paso hace años. — Yunho le miraba desde arriba con aquella fuerte expresión — Oh... Mientes fatal — le dijo egocéntrico.

Yunho frunció sus cejas gruesas, como había hecho en otras ocasiones cuando se enfurecía, y con sus manos presionó ambas muñecas de Jaejoong, suponiendo que desde su posición sería extremadamente más fácil someterle y simplemente asustarle.

— ¡Déjame! — le gritó impetuoso, removiéndose hasta liberarse de aquel amarre, y su puño protector salió despedido hacia el rostro elevado de Yunho...

Los considerables accesorios barrocos y góticos, que Jaejoong mantenía en sus dedos, rozaron la nariz de Yunho realizando un rotundo ruido en la habitación.

De aquel orificio oscuro y negro apareció un fino líquido de rojo intenso, que cayó en forma de goteó de aquella nariz hasta finalmente caer en la mejilla de Jaejoong.


Jaejoong respiró con dificultad, con sus dedos limpió con indiferencia aquella gota rojiza de su propia mejilla: — Eres incapaz… Aquella noche también eras incapaz, y simplemente me acariciabas y besabas…, pero al final fui yo el que tuvo que hacer todo... ¿También relataras y contaras eso a los demás o sólo confesaras que vivía de lo poco que recibía? —

El cabello corto de Jaejoong se había extendido sobre la cama, y la vista que Yunho obtenía en lo alto era quizás una de las visiones más simples pero extrañamente atrayentes. De ese modo se dio cuenta de que sus sentimientos se habían quedado en ‘pausa’ cuando fue abandonado, quizás ahora todos se habían agrupado en su interior y estaba deseoso de hacerlos salir, pero Jaejoong era increíblemente insoportable, y su nariz le recordaba aquello (aun le dolía por aquel puñetazo).


~~~~~~~


Yunho pasó los dedos bajo su nariz, y se aseguró que ya no goteaba. Tras hacerlo volvió a dirigir una mirada a Jaejoong, una mirada en la que intentó entrecerrar sus ojos con cierta amenaza, ojos que hicieron de un modo inesperado temblar a Jaejoong bajo él.

“Eres incapaz” esas palabra de Jaejoong parecían entrometerse en su mente de nuevo.

Yunho se encorvó, hasta llegar al tendido cuerpo, y besó aquellos cerrados labios por sorpresa. Era la primera vez que lo hacia después de un largo tiempo, y podía confirmar que hacerlo de nuevo era de lo más extraño. Aún pasando el tiempo, aquellos labios parecían ser idénticos a aquella última noche. Jaejoong era un adulto, pero sus labios seguían siendo iguales que antaño, incluso, seguían pareciendo los labios carnosos de una joven, esos que tanto habían impresionado a Yunho la primera vez que los beso….

¡Él estaba perdiendo la cabeza! Pero mientras le besaba con más fuerza, más era capaz de detectar que eran aquellos labios los mismo que había besado con pasión, y su corazón de nuevo volvió a brincar dentro de él, incluso queriendo que parase de hacerlo.


Jaejoong quedó inerte… Quería decir algo, pero cuando sus labios se entreabrieron sólo recibió aquel húmedo y cálido trozo de carne en su boca. La lengua de Yunho rozó la suya en el interior. Las manos grandes y cálidas rodearon sus mejillas, apretaron su mandíbula, y aquel pasional beso que empezó a corresponder se prologo hasta hacer enrojecer su nariz.


Al fin Yunho desunió sus labios con fuerza, y dijo desafiante: — Ahora soy yo quien tiene el comportamiento impasible. — subió el volumen de su voz, y sus manos retorcieron y después removieron la ligera ‘ropa de casa’ que Jaejoong vestía — ¿Tan fácil soy de manipular? — Jaejoong estaba desconcertado, era incapaz de hablar sin que le temblara los labios rojos por aquel reciente beso (No de forma indefensa, sino asustado). Su piel había sido completamente descubierta sobre la cama, y ni siquiera el ambiente de su propia habitación le tranquilizaba.

— De todos los que te hicieron daño, yo soy al que más perjudicaste — continuó reprochándole, parecía estar explotando todo aquello que nunca había podido dejar salir. Yunho contrajo su rostro, y por primera vez Jaejoong se mostraba compasivo al mirarle — ¿Tan insignificante soy? Aun reapareciendo en tu vida… ¿ah? — preguntó.

— ¿Yunho? — susurró preocupado, sintiendo el viento en su reciente desnudez.
El rostro adulto de Yunho en lo alto le impresionó, tanto o más que su enfurecida voz.

— No quiero que me mires con tus falsos ojos —. Sentía que iba a ser embaucado de nuevo por aquellos grandes ojos y su furia disiparía, así que Yunho se quitó su pesada ropa superior, y entonces su singular piel morena parecía ser lo único que Jaejoong era capaz de mirar.

Yunho no tardo en envolver los ojos de Jaejoong con la camiseta (polera) que se acababa de quitar. La manga de ésta rodeo los ojos de Jaejoong, quien ahora sólo estaba rodeado de oscuridad — No quiero que me mires, ni me acaricies, ni me hables… No quiero ser engañado por ti— farfulló Yunho, y el pálido chico trago saliva.


~~~~~~~


Tumbado de ese modo sobre su propia cama… deseaba actuar arisco, como si fuese un felino, pero cuando sintió una caricia sobre su plano pecho fue incapaz de hacer cualquier cosa…

Yunho había detenido sus dedos sobre aquel tatuaje; se dio cuenta de que Jaejoong estaba cubierto de algunas de aquellas figuras y palabras, y los rozó incrédulo con la yema de sus dedos, delineando aquella oscura tinta insertada en el pecho. El aspecto frío de Jaejoong sólo lograba acentuarse con aquello sobre su pecho.
Yunho también estaba atónito por la forma de su cuerpo desnudo. No era exactamente como lo recordaba, si delgado…, pero ahora la silueta de Jaejoong mantenía una ‘cascara’ de los músculos que había forjado alguna vez, aunque en ese momento su abdomen plano había hecho su aparición y su cuerpo parecía débil a pesar de todo...

Era extraño que Jaejoong no se quejase cuando deslizó sus dedos cerca sus rosadas gemas pequeñas, y observó (con mejillas acaloradas) el rostro semi-cubierto de Jaejoong, en el que sólo podía observar su nariz y labios.

¿Quizás el mayor no replicaba porque estaba completamente seguro de que no iba hacer nada? “Eres incapaz” Oh, simplemente aquella idea enfureció a Yunho, quien decisivamente pasó sus labios por el blanquecino torso, recibiendo un leve sobresalto del enmudecido.

Su cuerpo no era sencillo de excitar, pero oler su fragancia de nuevo, tan cerca, deslizar sus labios sobre aquella tersa piel y observar su blanquecina desnudez, era más que suficiente para lograr que su miembro se enderezara sin planteárselo.
Quitó las pesadas prendas que lo presionaban y lo dejo salir algo ansioso.


Jaejoong (incapaz de ver, a causa de aquella prenda que rodeaba sus ojos) se mantuvo quieto, a la espera de que Yunho cesara, incluso pensó (al no sentir más los roces de sus manos) que se estaba retirando, y también pensó que pronto desaparecería de encima suya, incapaz de ‘hacer algo’ por su blando y compasivo corazón... ¡Qué equivocado estaba!.
Su mayor sorpresa fue sentir el cuerpo del moreno aún más próximo. No le veía, pero podía sentir su presión. Había acotado tanta distancia que podía incluso sentir el calor que desprendía su erguido miembro cerca de su piel, descubriendo que él también estaba desnudo.
El olor de su habitación había desaparecido a su alrededor, y sólo recibía el aroma que el bailarín desprendía.

El moreno sujeto ambas piernas con sus manos, y Jaejoong lanzó un gruñido descontento.

— Yunho — masculló mientras intentaba apartarse sobre la amplia cama. Deseó deshacerse de aquel amarre que presionaba sus corvas (la parte opuesta de la rodilla), y pataleó de forma aleatoria.

Yunho intento mantener la calma, pero Jaejoong no paraba de moverse. Aún con las manos sobre sus piernas, las flexionó presionándolas, hasta que las rodillas de Jaejoong acabaron sobre su blanco pecho (como un bebé tendido boca arriba) Solamente haciendo aquella extraña postura se podía divisar todas las intimas y ocultas partes de Jaejoong.

Jaejoong respiró con dificultad, había perdido el tiempo y las fuerzas pataleando y moviéndose sin ningún resultado. Seguía sin ver nada, y quizás aquello era lo que más miedo le causaba. Intentó quitarse aquella ‘venda’ de sus ojos, pero estaba tan presionada, tan apretada… que era incapaz de quitarla de un solo tirón. Y no fue capaz de quitarlo.

— ¡Idiota! ¡Detente! — exclamó, reafirmando que se trataba del deslenguado e insolente Jaejoong, apesar de aquel desarrollado cuerpo.

Yunho hizo caso omiso al insulto y la advertencia, y solamente echando un vistazo a aquella visión su sexo palpito inevitablemente.

— Tal y como tú eras en el pasado, fue lo que dije en mi proposición… — comentó desde arriba, observando el recostado cuerpo rendido de Jaejoong — …eso se refiere a que digas las misma palabras que me dijiste esa noche: “Te quiero”¿Eran así? —

Jaejoong mordió sus labios y susurró:— Te quiero, Yunho — creyendo tontamente que aquello seria suficiente para su ‘liberación’ — Me gustas —.

El corazón de Yunho palpitó desenfrenadamente ¿Por qué diablos mentía tan bien? Todas las palabras de Jaejoong parecían sensuales. Incluso si aquel “Te quiero” era mentira, parecía decirlo con tal convicción y sensualidad que Yunho no puedo evitar quedar embelesado.

‘La superestrella’ no podía verle, pero si sus ojos se desvendaran vería el rostro de flechazo absoluto que la tierna cara de Yunho mostro durante unos segundos.

Sin poder evitarlo cubrió a Jaejoong con su cuerpo, e introdujo su duro ‘sable’ sin más tardanza, incapaz de aguantar más después de todo. Jaejoong lazó un grito, similar al alarido que un moribundo lanzaría, cuando su estrecho cuerpo fue obligado a abrirse.

Contrajo todos los músculos de su hermoso rostro, mostrándose dolorido al arrugar su nariz y abrir su boca con apretados dientes, como un animal torturado.

Había sido indudablemente peor decir aquellas frases, pues el cuerpo de Yunho parecía más caliente desde que había dicho aquel simple “Me gustas”. No era nada parecido a como le recordaba. La incitativa era mucho mayor en Yunho, al igual que su cuerpo mayor, su rostro decidido, y su moreno miembro desarrollado que rompió decididamente el apretado interior.


Jaejoong no podía parar de gimotear; si aquello era el paraíso o el infierno… no tenia diferencia. Yunho iba tan rápido y fuerte que sentía que iba a desmembrarse con cualquier otra nueva estocada. Intentó moverse sin ningún resultado. Su cuerpo comenzaba a transpirar, y el cuerpo de Yunho parecía escurrirse entre sus piernas.
De nuevo intentó desesperadamente quitar la ropa que cubría sus ojos. Cuando lo logró, Jaejoong observó el cuerpo balanceante de tez atezada sobre él.

— Yu-Yun-ho.. Bas..ta — jadeó mirándole el placentero y absorto rostro durante unos segundos antes de volver a cerrar los ojos por el dolor. Dolor que curiosamente le hizo explotar.


Yunho, intentando ignorar aquello, se hundió una y otra vez, incluso cuando su cuerpo también soltó el espeso y precipitado semen en aquel recóndito lugar (de forma demasiado rápida), él continuó, hasta hacerlo una segunda y tercera vez, para su propia sorpresa.

Puso toda su voluntad en no besarle, incluso cuando Jaejoong alzó su rostro buscando consuelo (en ese momento en el que no lo podía soportar más y el placer comenzaba a hacerle desvariar). Yunho negó su abrazo, su beso, a pesar de que deseaba hacerlo aunque sólo fuese durante unos segundos. Pero su orgullo había comenzado a brotar en él de forma irracional, no quería ser tan imbécil como anteriormente, no quería hacer las cosas con su afecto, ni sentimientos, para ser engañado por Jaejoong del mismo modo. Y por última vez se sumergió en aquel empapado lugar, realizando un sonido acuoso, sintiendo que su cuerpo se iba a desmoronar encima de aquel delgado ser.


~~~~~~~


Jadeó mientras salía y se desunía al fin del ruboroso Jaejoong, éste ultimo, levantó un poco su cuerpo hundiendo sus codos sobre la cama.

La mirada de Jaejoong entre sus cabellos desordenados, incluso sin el oscuro maquillaje en sus ojos, parecía amenazante... Sus ojos parecían lanzar llamaradas de odio:

— En este instante… — tomó aire — ¿qué diferencia hay entre tú y todos esos idiotas del pasado? — le dijo severamente sin hacer el intento de cubrirse, sino mostrando más su desnuda y herida figura húmeda.

Aquella frase impactó en Yunho, y se retiró hacia atrás.

— Ah, era verdad… — Jaejoong rodó sus ojos cansado — Es verdad que aún conoces a alguien del pasado, como me amenazaste, seguramente al más ruin y asqueroso de todos… que te enseño a tratarme así ahora —fue elevando su voz.

Yunho negó con la cabeza, empequeñeciéndose por las acusaciones.

— ¡Has madurado y estás loco, Yunho! — gritó Jaejoong mientras le señalaba con el dedo índice. —Quiero olvidar el pasado, y tú sólo sabes recordármelo, ¡como hiciste ahora! — él estaba tan furioso que ni el cansancio hizo mella en sus bramidos llenos de rencor. Sin darse cuenta sus ojos enrojecieron, y de ellos salieron unas inconscientes lagrimas — ¿Te gustó hacerlo? ¿Ah? ¿Fue divertido?—

El moreno ladeó la cabeza. ¿Qué debía responder?. Para Jaejoong aquello sólo era una indecente venganza, pero no sabía cuán le había deseado Yunho en verdad.

Él miró hacia otro lugar completamente culpable, y se vistió sin ser capaz de decir nada.

Jaejoong estiró su brazo hasta alcanzar aquel tozo de papel que aún se encontraba sobre la cama (esa nota con la que había hecho su aparición Yunho) he hizo una pequeña bola con ella, para después lanzarla al rostro del moreno:

— ¡FUERA DE MI CASA, YUNHO! — le espetó antes de recostarse y dejarse caer sobre la almohada, incapaz de mirar más a Yunho. Quería levantarse, y seguir su ronda de insultos, pero sentía que era incapaz de moverse después de todo… además sus ojos por primera vez estaban empapados e inservibles.

Yunho deseaba ser absorbido por la vergüenza…¿Por qué incluso queriendo y fingiendo ser duro, era el único que acababa roto?. No era lo que había deseado…, no era como quería actuar, pero sin embargo, de ese modo descubrió que le deseaba más de lo que podía recordar…



- Continuará... -


COMMENTS: (4) ✿ - RESPONDER


@ Why Empty? [Capitulo 16 (I)]

• Indice de '「Why / empty?」'


Capitulo 4 (I): "Peligrosa proposición" (Vol. II)


¡Su piel era tan resaltante! Incluso sudada, era digna de admiración.
Había deslizado su chaqueta de cuero, dejando al descubierto sus anchos y delgados hombros pálidos, sin importarle en absoluto las miradas que podía recibir, incluso se sentía cómodo con aquellas descaradas miradas.
Jaejoong terminó el concierto con voz agotada, y fatigada respiración. Pero bastante satisfecho. Ahora en la sala de espera retomaba fuerzas para marcharse definitivamente del recinto que minutos antes había estado abarrotado.

Yunho aún se encontraba en aquella sala, todavía no se había desecho del vestuario que iba a utilizar como parte del elenco de baile del concierto, y tampoco se había desecho de la mirada de indignación en su rostro, al ser tontamente engañado por la habilidad de Jaejoong y al final no realizar su trabajo sobre el escenario...

La razón por la que no se había marchado todavía y aun seguía estúpidamente sentado, era para recibir la respuesta definitiva de Jaejoong sobre la conversación (o extorsión) anterior….

Una de las bailarinas del elenco, al terminar el espectáculo, se acercó a Yunho con preocupación: — ¡Yunho oppa! ¿Es cierto que te encontrabas realmente mal? ¿Qué te sucedía? ¿Estás bien? ¿Por qué no apareciste en el escenario? — un sinfín de preguntas aparecieron, y Yunho sonrió amigable, sin saber que responder— ¡Fue complicado sin ti! — añadió ella con fastidio; Jaejoong observó aquella escena desde la lejanía, mientras se llevaba un buen trago de agua a la boca.


Jaejoong tuvo que sucumbir a la presión a la que antes del concierto le había sometido Yunho. ¿Se trataba de una venganza en forma de extorsión? Yunho había afirmado que aún mantenía contacto con alguien de ese pasado, y es preferible enterrar las cosas del pasado en el hoyo mas profundo que pudiese crear, pero… Jaejoong no sabia cuánto valía el silencio de Yunho o a qué se refería con aquella proposición:

“-Te quiero a ti, Jaejoong. Como eras antes, justo como eras esa última noche –“

¿Qué significaba aquellas palabras? No podía ser algo maléfico. Al fin y al cabo, se trataba de Yunho: aquel chico integro y honesto (e ingenuo) del pasado...


Jaejoong se acercó por última vez a Yunho. Hizo una señal con la mano para que la muchacha que estaba a su lado se marchara (cosa que hizo de inmediato). Con palabras desgastadas, el sudor aún en su rostro y cierta soberbia, comentó sin preámbulos:

— De acuerdo. ¡Tú ganas, Yunho! No sólo eres el hombre que tropieza con la misma piedra, sino que también caes en el mismo charco y te manchas del mismo fango. Pero, si quieres que me muestre tal y como antes, seré lo que quieras con tal de coser tus labios —

Esperó una contestación del moreno, pero sólo recibió una palabra: — Dirección —

— ¿Eh? —

Yunho le miró a los ojos y explicó:— Necesito tu dirección, Jaejoong — con sequedad añadió:— Estás entre las cuerdas. Es parte de este nuevo trato. —

— ¿Enserio? — Jaejoong levantó sus cejas y abrió sus ojos incrédulo. Sí, él iba enserio. — Sólo te la diré una vez... — le avisó. Se inclinó hasta llegar a uno de los lados del rostro de Yunho, y susurró la dirección cerca del odio. — Con todo el trabajo que tengo, ¿Qué te hace pensar que estaré allí cuando llames a la puerta? — preguntó nada más terminar de decirle la dirección en un murmuro.

— Mañana — dijo Yunho igual de conciso — Mañana a las 10PM sí estarás…—
Con aquel olor a champagne que desprendía (con el que anteriormente había sido ‘rociado’), Yunho se levantó y se marchó tras su última frase. Debía quietarse aquel vestuario definitivamente, y no podía seguir manteniendo una conversación con aquel sudoroso chico de aspecto falsamente angelical...

Jaejoong suspiró. ¿Qué diablos le había ‘picado’ a Yunho para utilizar aquello? Quizás era cierto que el orgullo de un hombre es increíblemente frágil, y Jaejoong había removido el orgullo de Yunho en más de una ocasión. Ahora sus amenazas rondaban en su cabeza. Era mejor estar presente mañana a esa misma hora que le había dicho… incluso podía preparar el alfiler para zurcir su boca.



~~~~~~~



La agujas del reloj no habían llegado a marcar la hora, y la alargada aguja era tan lenta que parecía imposible que llegara a marcar el gran numero 12.

Jaejoong mantenía entre sus labios el humeante cigarrillo que acaba de encender con urgencia.
¿Por qué estaba tan ansioso? Desde el pasado día había sido incapaz de olvidar aquellas palabras de Yunho: “-Mañana, a las 10PM-”.

Jaejoong se recostó sobre su gran sofá del salón, e inhalo el humo sin dejar de mirar el reloj al mismo tiempo en el que tocaba inquieto los accesorios de sus manos.
Había dejado de lado todo lo demás para quedarse en su hogar a la espera de aquella amenaza, incluso había ignorado alguno de sus amigos, y pequeñas prácticas nocturnas.

¿Qué se proponía Yunho? Él no tenia ni idea.
Quizás por ello estaba aun más ansioso por su llegada.

<<. Quizás olvido la dirección… Simplemente se la susurre .>> pensó al ver que las agujas habían pasado de la hora acordada. Pero justo en aquel instante el sonido de la puerta interrumpió sus cavilaciones. Jaejoong apago rápidamente aquel cigarrillo, y saltó del sofá para dirigirse a la puerta, donde en la pantalla observó a Yunho.

Sintió un extraño déjà vu, Yunho tras la puerta de su casa… ¿No era aquello igual que en el pasado, cuando Yunho siempre aparecía en su apartamento? Ahora algo era diferente...

La imagen de Yunho tras la puerta era desconcertante y atractiva: una gorra cubría su cabeza y su ropa informal parecía quedarle magnifica con su aspecto.

Jaejoong vaciló y su mano parecía incapaz de abrir la puerta. En aquel momento de vacilación, un molesto sonido se escuchó bajo sus pies.
Jaejoong miró al suelo, donde pudo observar como en la fina rendija bajo la puerta se introducía un arrugado y desgastado papel.
Yunho estaba metiendo aquella nota bajo la puerta...

Jaejoong se inclinó, y tomo aquella nota (papel) enseguida. Estaba increíblemente desgastada, arrugada y sus esquinas desgarradas. Parecía tener mucho tiempo…, ya que la tinta de la letra estaba borrosa. Jaejoong leyó asombrado aquella vieja nota:

“Lo siento, Yunho-ah… Voy a seguir el camino que deje de lado.
Gracias por tu ayuda. Los sueños ante todo – Te quiero, Jaejoong”


Abrió la puerta nada más leer aquella última palabra.

— ¿Aún mantienes esta nota? — le preguntó. Yunho asintió con la cabeza y se hizo un hueco para pasar a la gran casa sin más dilación, mientras se descalzaba.

Jaejoong seguía incrédulo al volver a ver aquella nota: — Es la nota que le di a Neung Mi, la mujer que cuidaba de mi, para que te la hiciera llegar a ti. — explicó sorprendido mientras no dejaba de mirar aquella letra, su propia letra.

Yunho no necesitaba aquella explicación, él mejor que nadie sabia de que se trataba aquella nota. Se quitó su gorra y observó el estilo natural que Jaejoong llevaba puesto.

— ¡Oh! Fue complicado escribirla. — confesó Jaejoong rememorando aquello. No quería hablar con Yunho para recordar aquel pasado, pero sin poder evitarlo aquella nota le hizo recordar aquel momento en el que la escribió:

— La escribí justo cuando el sol había aparecido, y en mi bolsillo tenía el sobre que ‘cogí’ de tu casa. — Jaejoong parecía dudar al decir esa última frase — Esperaba en la puerta del restaurante. Espere hasta que Neung Mi abriera el local. Era tan temprano y ella estaba preocupada…, yo estaba cansado por tu culpa — sonrió sin darse cuenta — Igualmente escribí la nota, quizás con remordimientos... Sabía que me buscarías allí. Pero… ¡Ah! hace mucho tiempo de eso, Yunho. No recordaba este papel. — Jaejoong alzó aquel trozo rugoso, y Yunho parecía igual de mudo que al comienzo.


Jaejoong cerró la puerta principal. El olor de la casa era tan limpio, y la superficie tan brillante, que Yunho quedo perplejo por aquel hogar tan flamante repleto de la personalidad extravagante del propietario.

— Gracias a ‘ese dinero’… — continuó rememorando — pude marcharme. No era mucho para vivir, pero era lo suficiente para vivir ajustadamente, viajar y presentarme a una audición. Después de ser seleccionado en la audición, todo fue mucho más fácil. ¡Incluso pagaban cosas por mí! Y mi éxito llego hasta aquí — resumió. — Pero… esta carta, fue complicada de escribir, también fue poco ortodoxo robarte, o simplemente fue una costumbre recibir dinero de ese modo — bajo su voz a la vez que su mirada — pero… deseaba escapar. ¿Quién no querría hacerlo? ¡Estaba cansado de los demás! — fue elevando su voz.

Entonces, por primera vez en esa noche, escuchó la voz de Yunho:
— Y yo fui yo el único que pago el error que todos cometieron contigo. —

— Yo ya no soy ese chico. — negó aireando aquel papel con desdén — No soy aquel que todos utilizaban. Yo sólo fui el chico con el que se podían desahogar. — bufó — Pero ahora tengo el sueño que había perdido. Ojala todos aquellos idiotas puedan observar en que me he convertido. Es mucho más gratificante cumplir tus sueños cuando están destruidos. — por un momento pareció hablar con sensatez. Miró a Yunho a los ojos, y el moreno se sintió inmóvil por aquellos enormes ojos despejados: — Yunho-ah, me pides ser como antes, pero yo no soy así. — le dijo, parecía compadecerse — Éramos tan jóvenes. Cuando eres más joven dices cosas sin pensar, dices “Te quiero” casi sin razonar, incluso todo parece amor. — Jaejoong rió sin poderlo evitar — Siendo tan jóvenes, ¡daba igual si nos besábamos! Incluso montarme encima de ti podía resultar divertido. Pero ahora, tienes mujeres que lamen el suelo en el que pisas. — recordó todas aquellas chicas que habían aparecido desde que se reencontró con Yunho. Él era un hombre popular entre ellas.— No sería más razonable formar una vida adulta. No me necesitas a mí, no necesitas remover este pasado. No necesitas extorsionarme. Y yo tampoco te necesito a ti, Yunho. — parecía no parar de hablar por su gruesa boca — No te necesito como en el pasado. — ¡Qué frívolo resultaba aquel pálido chico que ahora desviaba su mirada!. Le hacia perder los estribos.

— Ya veo... — Yunho dio una vuelta con su mirada. El pasillo en el que se encontraban, no muy lejos de la entrada, se veía hermoso…, incluso podía observar desde su posición imágenes de Jaejoong sobre el escenario colgadas en algún absurdo rincón — Ahora lo tienes todo. No me necesitas. Incluso esta casa… es increíblemente más grande que la pequeña y diminuta habitación en la que te alojabas ¿lo recuerdas?... — Jaejoong resopló al recordarlo — Pensándolo bien, de allí te expulsaron, y estabas prácticamente solo. Entonces si que me necesitabas, a mí o mejor dicho, lo que yo podía darte. — Yunho parecía recibir flashback del pasado a medida que hablaba, y comenzaba a sentirse avergonzado de su idiotez de aquella época…

No pudo hacer más que sonreír amargamente, para después proseguir:
— Tu discurso de ahora, Jaejoong, es conmovedor. Mucho mejor que el parloteo que me hiciste tragar en el club. — se acercó, e intentó con toda su voluntad fingir que su corazón latía con normalidad al mirar aquel rostro limpio más de cerca. Su corazón, aún fingiendo ser duro, parecía subir a su garganta cuando miraba a Jaejoong a los ojos: — Pero no vas a disuadirme con eso... — de forma directa preguntó: — ¿Dónde esta tu habitación? —
Jaejoong sorprendido señaló dudoso el final del iluminado pasillo.

— Creo que deje clara mi postura en la sala de espera de tu concierto. No voy a callarme, solo hay una condición. — comenzó a conversar de nuevo mientras caminaba hasta donde Jaejoong había señalado.

¿Por qué Yunho entraba de modo tan confiado en su hogar?
Jaejoong se precipitó a seguir sus pasos, con aquella vieja nota en su mano.

— No entiendo tu condición. “Te quiero a ti”, suena como una proposición obscena, Yunho-ah — bromeó — y hace mucho tiempo que no tengo sexo con hombres. — aquella confesión hizo detener los pasos de Yunho, justo enfrente de la habitación abierta. — Pero, eso no significa que tú fueses el último — añadió. Yunho sintió un hormigueo extraño cerca de su nuca. — Hubo otros después de ti— ¿Por qué de pronto se paraba el corazón y acrecentaba la molestia en su nuca? — En cambio, no creo que tú seas capaz de decir lo mismo, Yunho… — las palabras de Jaejoong eran tan obstinadas… que el moreno comenzaba a no sentirse tan culpable de actuar diferente...



- Continuará... -



COMMENTS: (2) ✿ - RESPONDER



aboutcboxfanficsarchives


Welcome
Bienvenidos.

● Proyectos Activos ●

Comentarios / Dudas / Sugerencias
Podéis compartirlas en el Cbox

Agradezco los comentarios sobre los capítulos en las entradas y vuestras opiniones sobre los Fic's

En el Blog también encontrareis fanfic que recomiendo
Podéis recomendarme fanfic en el Cbox

Tienes algo encontrá del Yaoi
Tienes algo encontrá de TVXQ
Si es así por favor, cierra esta Web

● Último Serial Finalizado ●

[Cuando dices Annyeong]

La mayoría de los FanFic son de genero Lemon
Advierto en caso de que este genero hiera tu sensibilidad
Lemon: Situaciones sexuales

→ Haz CLICK aqui para seguir el Blog

◄ older posts